¿Qué marsupial muere por exceso de sexo?

El exceso de sexo acaba con la vida del marsupial antechinus de cola negra originario de Australia, sin llegar a cumplir un año de vida.

Un marsupial de Australia

En Australia se ha realizado el descubrimiento de una nueva especie de marsupial conocida como Antechinus de cola negra. Su principal particularidad, y lo que la ha dado a conocer por su peculiaridad, es que los machos mueren antes de llegar a cumplir un año debido a la práctica excesiva del sexo. Los científicos que han estudiado al animal han registrado que estos animales pueden llegar a practicar sesiones sexuales de entre 12 y 14 horas seguidas sin descanso.

El estudio que han realizado en Australia determina que sin excepciones los machos de la especie de Antechinus de cola negra, un marsupial que tiene una larga cola, patas negras y pelo con un toque de color naranja, mueren a los 11 meses de vida.

El periodo fatal de los machos de esta especie se produce entre el otoño y el invierno austral y tiene una duración de algunas semanas. La muerte se produce por lo que ha sido determinado como «estrés sexual». En el concepto de la práctica del sexo continuado también entran en vigor otros efectos derivados que ponen la vida de estos marsupiales en peligro.

Durante el periodo de apareamiento los machos son más violentos entre sí, lo que lleva a que suelan agredirse. También sufren una mayor hiperactividad y esto lleva a que de una u otra manera los machos de los Antechinus de cola negra terminen muriendo antes de cumplir su primer año de vida. Durante el apareamiento los científicos han detectado diversos problemas vinculados con este proceso sexual, desde sufrir hemorragias internas hasta infecciones o la eliminación de los tejidos de su cuerpo. Todo ello acaba derivando en la muerte.

Esta especie, al mismo tiempo, sufre que en estas semanas los animales no se alimentan de la forma en la que deberían hacerlo. Simplemente se preocupan de aparearse y de luchar para tener la oportunidad de aparearse. Al faltarles alimentos sus defensas también se reducen. La especialista Diana Fisher ha denominado este fenómeno como un tipo de reproducción suicida, algo que es bastante duro de ver según ella misma ha podido comprobar. Los machos que puedan sobrevivir a las largas sesiones de apareamiento terminan siendo estériles, lo que también les afecta a la hora de seguir con vida.

La reproducción suicida de la que se hace mención está derivada por un instinto extremo por mantener la supervivencia de la especie, algo que es lo que empuja a estos marsupiales en la época de apareamiento.

Vía: El Mundo

Foto: Peter Firminger

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...