¿Qué es la magnetorrecepción?

Los humanos somos capaces, según un nuevo descubrimiento, de conectar con los campos magnéticos de la Tierra.

campo magnético

Si en los últimos días has oído repetidamente el término magnetorrecepción no te sorprendas, dado que se trata de lo último de lo último en cuanto a temas científicos. ¿Pero de qué estamos hablando exactamente? Gracias a un estudio realizado recientemente por la Universidad de Tokio y Caltech descubrimos que la magnetorrecepción es una habilidad muy antigua que está escondida entre las capacidades de las personas. Hasta ahora ya era conocida y atribuida a pájaros y tortugas, pero es ahora cuando se ha concluido que esta percepción sensorial inconsciente también la tienen las personas.

En el caso de los animales mencionados, la magnetorrecepción les permite conectar con el campo magnético de la Tierra para dirigir su camino en los procesos migratorios. Los científicos que han descubierto la presencia de la magnetorrecepción en las personas mencionan que tienen pruebas tangibles de ello.

Entre las afirmaciones que salen del estudio está notable que rebate las afirmaciones de Aristóteles, al mencionar que aunque es indudable que tenemos cinco sentidos básicos, lo cierto es que la humanidad ya cuenta con al menos diez o doce sentidos en total. Habla de cómo Aristóteles no tuvo en cuenta el dolor, la gravedad, el equilibrio o la temperatura, y que ahora también hay que sumar a esa lista la capacidad para sentir los campos geomagnéticos.

¿Cómo han trabajado exactamente en este estudio? Uno de los objetivos era conseguir un espacio que estuviera totalmente aislado de frecuencias de radio, de la luz, de los sonidos o de cualquier otro estímulo similar. Lo que hicieron fue crear una cámara especialmente preparada para ello y contar con una serie de participantes que se sometieron al silencio absoluto durante una hora. Durante ese tiempo se cambió el campo magnético de la cámara, totalmente artificial, y se analizaron las ondas cerebrales de los participantes. Si bien hubo quienes no notaron nada, otros de los participantes sí respondieron a la estimulación magnética tal y como se pudo comprobar con los análisis.

Por lo tanto, hay evidencias de que el cerebro detecta el geomagnetismo y que además se conecta bien con los campos geomagnéticos de la Tierra. Se han realizado varias pruebas y no todas han aportado pruebas consecuentes, pero por ahora los responsables del estudio tienen muy claro que esta capacidad escondida de los humanos es real y que solo hay que llegar a entenderla. Comentan, de momento, que es posible que todo se explique debido a la presencia de un mineral llamado magnetite que se encuentra en cantidades muy pequeñas en el cerebro.

Foto: Engin_Akyurt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...