¿Qué es la isla de la basura?

Es una superficie de basura flotante que tiene tres veces la superficie de España.

Isla basura

La isla de la basura fue descubierta por Charles Moore mientras navegaba por el océano Pacífico. Es una superficie de 1,5 millones de kilómetros cuadrados y está formando por restos de basura y desechos. No hay ubicación fija porque debido a las corrientes siempre está en movimiento pero aproximadamente estaría al norte del océano Pacífico entre Asia y Norteamérica.  Desde su descubrimiento han sido muchas las expediciones que se han creado rumbo a la ‘sopa tóxica’ o ‘sopa de plástico’ y ninguna ha tenido éxito.

La procedencia del material que forma este ‘octavo continente’  se cree que en un 80%  basura de zonas terrestres, es decir toda la basura que el ser humano tira al mar, y el 20% restante de los residuos que tiran los barcos. Debido a las fuertes corrientes que se forman en esa parte del océano se crea un remolino que hace que toda la basura quede arremolinada formando toda una superficie. Aunque no debemos entender que es una masa compacta, sino pequeñas islas que se mueven todas al ritmo de la corriente.

Diversos grupos ecologistas, desde que se conoció la existencia de tal aberración para el ecosistema marino, han intentado sin éxito limpiar la zona. El problema primero y más importante es que el territorio es muy grande y harían falta muchos medios humanos y técnicos para poder dar solución. Además al encontrarse en aguas internacionales todos los países de alrededor se desentienden de responsabilidades.


El segundo problema que dificulta la tarea de limpieza es que no es una masa compacta, si fuera todo una superficie sería más fácil. Ya que simplemente se cogería todo en conjunto y se quitaría. El inconveniente es que la basura está distribuida como en pequeñas islas, lo deberíamos imaginar como si fuera una galaxia. Miles de pequeñas islas de basuras se mueven  juntas como consecuencia de los remolinos que se forman en esa zona por la confluencia de varias corrientes.

Al problema medioambiental se une que muchos de los animales marinos próximos allí se alimentan del plástico de la ‘isla de la basura’  y esto les acaba provocando la muerte. El material predominante en la isla es el plástico que no es biodegradable y puede estar allí durante cientos de años. La ‘isla de la basura’ es el claro ejemplo del nivel de contaminación del planeta tierra, y como el simple hecho de arrojar algo al agua puede hacer que ese material perdure en la naturaleza durante años y además puede provocar la muerte de animales.

Foto / Laboratorio en movimiento

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...