¿Qué es el Tratado de no Proliferación Nuclear?

Este tratado se firmó por primera vez en la década del 60′ y se ratificó en la del 90′. Pero, ¿en qué consiste?

armas nucleares

El Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT, por sus siglas en ingles) es un acuerdo que se firmó bajo el manto de la ONU (Organización de Naciones Unidas) en el año 1968 y que se ratificó en 1995.

El acuerdo establecía que a partir de la firma del documento los países (188 en principio, 170 en 1995) se comprometían a abandonar la investigación y producción de material bélico de tipo nuclear, a reducir sus arsenales en el caso de que los poseyesen y a utilizar y desarrollar la energía atómica solo con fines pacíficos (es decir, para la producción de energía eléctrica y usos medicinales).

El tratado establece la prohibición a los estados de poseer armas nucleares, pero contempla 5 excepciones: EE.UU, la URSS (hoy el ejercicio lo tiene Rusia), China, Francia y Gran Bretaña, que fueron los estados que demostraron haber realizado pruebas nucleares exitosas con anterioridad a la firma del acuerdo.

El resto de los países acepta el uso pacífico de la tecnología y permite que los veedores de la IAEA (sigla en inglés de la Agencia Internacional de la Energía Atómica) realicen revisiones periódicas en sus instalaciones nucleares para confirmar el uso pacífico de las mismas.

El principal inconveniente del tratado es que la utilización bélica de los materiales radioactivos es relativamente simple luego de que se desarrollen los reactores nucleares de generación de energía pacifico, por lo que, técnicamente, cualquier estado que posea la tecnología para instalar una planta nuclear poseerá también los elementos básicos para el desarrollo de una bomba.

Actualmente hay 4 estados deliberadamente fuera del NPT: Corea del Norte (se desvinculó en 2003), Israel, India y Pakistán. Los tres últimos nunca firmaron el tratado, y se conoce a ciencia cierta que poseen arsenales nucleares que fueron desarrollando con la ayuda de otros países que se encontraban dentro del mismo (especialmente EE.UU y la URSS).

Otros estados que tuvieron (y siguen teniendo) capacidad operativa para la creación de bombas nucleares abandonaron sus proyectos de construcción de las mismas, incluso habiendo llegado a poseer pequeños arsenales que luego fueron desmontados. En este grupo puede incluirse a Sudáfrica, Brasil y Argentina.

Si bien en principio el acuerdo se firmó con validez por 25 años, en 1995 los estados acordaron su ratificación e iniciaron un proceso que se llamo “de desarme”, aunque el mismo nunca llegó a ser una realidad. Se sabe que los principales arsenales (Rusia y Norteamérica) están siendo reducidos, pero esto se debe principalmente a una cuestión de costos operativos y no a una decisión política de protección de la vida humana.

Del mismo modo, hay una amplia preocupación por parte del arsenal soviético, que a la caída del régimen socialista “perdió de vista” parte de su arsenal y convirtió en potencias nucleares a muchos de los estados que surgieron luego de la disolución de la URSS. La mayoría de tales estados no estaría en condiciones de construir una bomba, pero nada indica que haya que saber hacerla para poder utilizarla.

Fotografía: Miguel.baillon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...