¿Qué es el supertifón Neoguri?

Las autoridades japonesas solicitan a los habitantes de Okinawa y en especial de la isla de Miyako que tengan cuidado con el megatifón.

Gente paseando por la calle

Las sensaciones no son tan terribles ni el augurio tan dramático como lo ocurrido en 2011, pero en Japón se están preparando para las consecuencias que pueda tener la llegada del supertifón Neoguri.  Se ha pronosticado que llegará a alcanzar olas de nada más y nada menos que 14 metros de alto. Este tipo de fenómenos meteorológicos son habituales en Japón, y el país está muy preparado para estos sucesos, no teniendo consecuencias demasiado graves salvo en momentos en los que se producen situaciones descontroladas.

La potencia del Neoguri supera en las previsiones a la de todos los supertifones que se han producido en las décadas recientes. Desde la agencia de Meteorología están preparados para lo que pueda ocurrir una vez el megatifón alcance Miyako, una isla que se encuentra en Okinawa. Será entonces cuando las olas se desaten y se encuentren con la peor situación, en la cual se cree que habrá ráfagas de viento de gran velocidad que podrían alcanzar hasta 270 kilómetros.

A la vista de la situación, el gobierno ha decretado que los ciudadanos de Okinawa deben estar en máxima alerta para evitar pérdidas humanas, que al fin y al cabo es lo más importante que se debe proteger en estos momentos.

De todas formas, hay que intentar no darle una mayor relevancia al supertifón de la que tiene para los responsables de meteorología del país, que mantienen la calma en todo momento y solo solicitan a sus ciudadanos que actúen de la forma en la que lo han hecho en otras ocasiones. La sociedad japonesa está muy preparada para afrontar situaciones de peligro como estas, debido a que desde muy pequeños son instruidos en las acciones que se deben seguir en momentos en los que es necesario actuar con cautela. Además, los habitantes de zonas más sensibles, como los de esta isla de Okinawa, tienen un especial entrenamiento para afrontar momentos peligrosos.

Una vez pasen las primeras horas de acción del supertifón, este irá perdiendo fuerza, bajará a 90 kilómetros y llegará a Kagoshima. A partir de ahí no se espera ningún otro incidente relacionado, aunque no hay que olvidar que últimamente los grandes tifones están siendo más habituales en el país del sol naciente. Si hay algún viajero que se encuentre en Japón y en especial en la región de Okinawa, debería tener cuidado y solicitar algún tipo de ayuda y consejo al hotel en el que se encuentre.

Vía: La Razón

Foto: OiMax

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...