¿Qué es el Ho’oponopono?

¿Qué es lo que se esconde detrás del Hooponopono? ¿qué tipo de ideas transmite esta filosofía de vida?

Viviendo con el Hooponopono

Cada vez se conocen un mayor número de filosofías que intentan ofrecer otro tipo de pensamientos distintos de los habituales que conducen nuestras vidas. En ellos la mente, la reflexión o la búsqueda del yo interior suelen ser elementos fundamentales. El Ho’oponopono es una de esas teorías cuyos orígenes se remontan a las antiguas culturas de Hawái, aunque también se sabe que sus principales bases tienen bastante que ver con los pensamientos polinesios de antaño.

El Ho’oponopono es una filosofía de pensamiento, también definido como un antiguo arte hawaiano que se utiliza para resolver los problemas a los que se tiene que enfrentar cualquier ser humano. Su nombre lo indica, y es que Ho’oponopono en el lengua nativo de Hawái significa “corregir un error”. La principal línea de pensamiento del Ho’oponopono tiene como creencia fundamental que todo lo que se presenta en la vida de una persona, desde un recuerdo a un pensamiento o incluso una simple situación, se puede aprovechar para poder limpiar el ser en su totalidad. Es decir, un problema o error se ve como una oportunidad para borrarlo y volver a sentirse pleno.

El Ho’oponopono busca el perdón de la Divinidad atendiendo siempre a las oraciones que se les hace, oraciones que la persona tiene que decir, pero con cierta base de responsabilidad. Es decir, esta filosofía explica que el universo es una sola unidad y que a su vez el ser humano forma parte de ese universo, por lo que también pertenece a ese todo. Al formar parte de dicha unidad, las personas pueden ser responsables de lo que ocurre (tanto lo bueno como lo malo). No son responsables al 100%, pero sí en gran parte debido a que también son de esta unidad universal a la que se hace referencia. Para asumir esa responsabilidad y acabar con esos errores se pide a la Divinidad el perdón con el objetivo de limpiar la mente y acabar con la situación que ha ocasionado dicho rezo.

Ho’oponopono es una palabra que se conoce desde hace muchos años en la zona de Polinesia, motivo por el cual, como decíamos, se sabe que fue en esta región cuando se comenzó a poner en práctica esta filosofía. Las antiguas culturas polinesias tenían la creencia de que la mente de una persona se podía limpiar si oraba a la Divinidad correspondiente. Teniendo en cuenta lo que se ha comentado en el apartado anterior de formar parte de una unidad el universo es un todo y el ser humano se incluye en él. En estas creencias se podía observar cómo las personas oraban para evitar males, puesto que la tendencia más común era pensar que cualquier error dentro de la vida de un ser humano podía provocar enfermedades.

Las bases del Ho’oponopono comienzan aquí, sin embargo a medida que ha pasado el tiempo algunos especialistas en el tema han dado su propia versión, siendo una de las personas más referentes Mormah Nalamaku Simeona. Se trató de una figura esencial en el nuevo concepto de Ho’oponopono, puesto que es la que creó la idea de auto-identidad, teniendo siempre en cuenta esta filosofía antigua como base de apoyo.

Espíritu liberado

Según las teorías de Simeona, que fue reconocida como mujer sanadora de Hawái (Kahuna lapa’au), el objetivo que se pretende alcanzar a través del Ho’oponopono es poder descubrir esa Divinidad que forma parte del todo, pero en el interior de uno mismo. Ese descubrimiento es el único que puede ayudar a la persona a alcanzar la libertad que tanto ansía (entendiéndola como libertad de mente principalmente). Para Simeona, lograr llegar al estado deseado dependía de la cooperación entre todas las partes que forman la mente humana. En este sentido hacía referencia al subconsciente, consciente y super consciente. Simeona seguía creyendo que el universo es una unidad y por tanto el ser humano debe utilizar la oración para llegar a esa libertad de la que hablamos. Para lograrlo hay que hacerse responsable de un hecho, una situación que se quiere curar y posteriormente pedir al universo que termine con ella. Lo habitual es que dentro de estas oraciones se incluyan palabras como “perdóname” o “te quiero”.

Al igual que ocurría en épocas antiguas, la práctica del Ho’oponopono se basa en una oración, unas palabras de arrepentimiento y de pedir a la Divinidad para que la situación que ha provocado todo eso pueda eliminarse, que el enfermo llegue a sanarse y la mente del responsable adopte una sensación de libertad. En las culturas polinesias habitualmente el que llevaba el rezo era el sacerdote o cualquier persona que estuviera relacionada con las prácticas religiosas, siempre teniendo en cuenta que debe tener relación con la familia en cuestión. Para practicar el Ho’oponopono el núcleo familiar es muy importante. Ahora esta técnica ha cambiado un poco, aunque se sigue orando igual que antaño, en este caso el peso de las oraciones lo lleva la persona de más edad dentro de una familia o, en ocasiones, es el propio enfermo el que dirige esta ceremonia. En cualquier caso, el objetivo siempre va a ser parecido: pedir por los enfermos o por esos errores de los que las personas también son responsables ante una Divinidad que también debe estar presente en el interior de cada ser humano.

Para hablar de las aplicaciones modernas del Ho’ponopono en la sociedad actual el nombre de referencia es el de Simeona. Según sus ideas, esta filosofía sirve para liberar el karma y puede llegar a tener dos vertientes. Por un lado la de acabar con los problemas sociales en términos generales y por otro puede servir como un método de auto ayuda psico-espiritual. Para la sanadora hawaiana el karma tenía dos puntos de vista: el positivo y el negativo. Sin embargo, no se puede llegar al primero sin haber pasado por el segundo (que son los errores) y haber pedido por ellos. De ahí que en la teoría de Simeona cobre tanta importancia la oración.

Hooponopono

Tras el fallecimiento de esta autora en 1992, apareció en escena su seguidor, discípulo y administrador Ihalekala Hew Len. Escribió un libro titulado Cero límites junto a otro autor, Joe Vitale. En esta obra ambos cuentan que el objetivo que debe tener cualquier persona es llegar al estado cero, es decir aquel que no tiene límites, donde no hay memoria ni identidad. Ambos autores enseñan que el ser humano sí debe asumir la responsabilidad del 100% de los errores, teoría que difiere en cierto modo de la de Simeona que no obligaba a que se fuera totalmente responsable. Las ideas de Hew Len pasaban por el concepto de Self-I-Dentity, un estado cero donde hay que repetir varias veces el mantra si se quiere alcanzar esa libertad y esa sanación mental de la que hablaba Simeona. El mantra consiste en decir las palabras “Lo siento mucho. Por favor. Perdóname. Te amo. Gracias”.

Cada persona que practica el Ho’ponopono puede denominar error a una situación u otra, aunque es cierto que la mayoría de problemas que se tratan a partir de esta filosofía y pensamiento son entre otros: los conflictos de pareja, problemas laborales o escolares, limpieza de karma, poder curar enfermedades físicas a partir de la comprensión de las mismas, mejorar las malas relaciones entre amigos, conocidos o familiares, además de obtener esa liberación mental que se toma como base.

Foto: Foundryavi_aclWaldo93

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...