¿Qué es el efecto amalgama?

El término probabilidad incluye la improbabilidad en sus límites extremos

En su libro, que se titula Homo Faber, el escritor suizo Max Frisch cuenta la extraordinaria historia de un hombre que, a través de una increíble serie de coincidencias, conoce a la hija que nunca supo que había tenido, se enamora perdidamente de ella y pone en marcha una serie de sucesos que culminan con la muerte de la muchacha. Pero Faber, que es un hombre racional, se niega a ver en esa historia nada que no sean las leyes del azar.

La ocurrencia ocasional de lo improbable no implica la intervención de un poder superior… El término probabilidad incluye la improbabilidad en sus límites extremos, y cuando tiene lugar lo improbable no tiene por qué ser causa de sorpresa, perplejidad o confusión

Pocas personas podrían mantener una actitud tan materialista ante hechos como los descritos por Faber, pero tal vez Faber tenga razón. Cualquier matemático sabe que una distribución al azar de sucesos produce –de una manera sorprendente- un efecto amalgama, de la misma manera que las cerezas que se han distribuido de un modo aleatorio en un pastel tenderán a agruparse y no a mantener una distribución uniforme. Igualmente, el matemático tampoco se sorprende por las agrupaciones o amalgamas de acontecimientos aleatorios aunque no sea en absoluto capaz de predecirlos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...