¿Qué cambios de conducta sufren los perros cuando envejecen?

Los perros sufren distintos cambios en su conducta a medida que pasan los años y que van envejeciendo.

Un reciente estudio quería descubrir si con una dieta adecuada y la introducción de una gran cantidad de Omega-3 y antioxidantes los perros podrían llegar a vivir más o a tener un envejecimiento más lento. Pero si bien por ahora se ha descartado que estos suplementos puedan influir en el desarrollo de la vida del animal, lo que sí se ha confirmado han sido otros factores, como los cambios de conducta que sufren los perros cuando envejecen.

Cambios que mencionamos de una manera global y que, por supuesto, no se aplican a todos los animales, puesto que ya sabemos que es solo una generalización que no siempre muestra la realidad de un perro en concreto. El estudio ha ido analizando a los perros a lo largo de distintos años en los que les han hecho pruebas y sometido a exámenes en los que han comprobado su forma de reaccionar.

Al final se ha llegado a unas conclusiones importantes, como descubrir que los perros, a medida que se hacen mayores, reaccionan con una menor curiosidad al encontrarse con nuevos objetos. Les falta el estímulo que les genere interés cuando, por ejemplo, les estamos enseñando un juguete que nunca han visto o cualquier otra cosa que no conozcan.

Los perros, en un estado de la vida avanzado, también demuestran que tienen un menor nivel de atención. Por decirlo de otra manera, están más a su aire, menos atentos a lo que ocurre a su alrededor. Y al mismo tiempo, también son menos sociables. Como decíamos, en todo ello va a influir la forma en la que hayamos educado al perro y la vida que le hayamos dado antes de llegar a un estado avanzado. Por ejemplo, si lo hemos mantenido activo es muy posible que incluso cuando ya tenga cierta edad siga manifestando ese interés y dinamismo de los perros jóvenes. Lo mismo se aplica a su capacidad de sociabilidad.

También se indica que los perros de edad adulta tienen un mayor nivel de dependencia, tienen menos atrevimiento a hacer algunas acciones de las que no tengan claro qué va a pasar o son, en general, menos capaces de resolver problemas con los que se encuentren. Para evitar que nuestro perro sufra estos problemas lo que podemos hacer es, como indicamos, tratarlo bien, jugar con él siempre que podamos y hacer que su vida sea todo lo feliz que sea posible. Eso le mantendrá más joven y alegre.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...