Pronto será posible instalar un huerto en la Luna

Aunque parezca una broma, pronto germinarán patatas y otros vegetales en la Luna. Claro está, no en su suelo, sino en un invernadero lunar cuyo prototipo ha sido presentado recientemente y que abastecerá de alimentos frescos a los astronautas.

Como si de una historia de ciencia-ficción se tratara, un buen día recibiremos la noticia de que en la Luna han germinado patatas, tomates, lechugas y otros vegetales.

Foto artística de la Luna

Una recreación artística de la Luna

Aunque lo parezca, no estamos de broma. De hecho, según un equipo de investigadores del Centro de Agricultura de Ambiente Controlado, que pertenece a la Universidad de Arizona, ya está muy cerca de ser posible.

No obstante, dicho así parece que las hortalizas pudieran plantarse en suelo lunar y esto es falso. La realidad es que estos científicos han desarrollado un prototipo de invernadero lunar que formaría parte de un modelo de base operativa que podría instalarse en la Luna. El ingenio mide unos cinco metros y estaría enterrado bajo la superficie del satélite para proteger a los vegetales y a sus cultivadores de la carencia de atmósfera, los rayos cósmicos y otros fenómenos.

Además, este ‘huerto lunar’ está cubierto por una membrana y puede ser plegado hasta conformar un disco de aproximadamente un metro de diámetro que puede ser transportado en una nave interplanetaria. El equipo posee lámparas de vapor de sodio refrigeradas con agua y sobres de semillas preparadas para germinar.


Según el presidente de la empresa que lo ha construido, Philiph Sadler, “podemos desplegar el módulo y tener agua fluyendo hacia las lámparas en sólo diez minutos” y “unos treinta días después, ya hay vegetales”.

El invernadero, cuyo sistema de cultivo es hidropónico –es decir, que no requiere suelo- funciona como un sistema robótico autónomo que facilita alimentos, oxígeno y agua potable. Y, como cualquier robot, se haya compuesto por complejos sensores que permiten recopilar datos, algoritmos para analizarlos y un sistema de control para manejarlo todo y obtener los mejores resultados. No obstante, aunque se pretende que su funcionamiento sea autónomo, prevén instalar un sistema de control remoto desde la Tierra.

Foto de un huerto

Un huerto en plena germinación

Un prototipo similar a éste ya lleva seis años instalado en el Polo Sur funcionando óptimamente y abasteciendo de alimentos frescos a los habitantes de una base científica ubicada allí y que permanece aislada del mundo exterior, al menos, seis meses cada año.

Además, este invernadero cuenta con la ventaja de que también podría ser utilizado en otros planetas, permitiendo a los astronautas que vayan en misiones a ellos tener, a su llegada –para sustituir a un equipo anterior-, una reserva de alimentos tan frescos como si hubieran sido comprados en un mercado.

Fuente: Amazings Ciencias.
Fotos: Luna: Cotallo-Nonocot en Arte y fotografía | Huerto: Chausinho en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...