Probabilidad de vida Inteligente en otros planetas

Estudio acerca de las posibilidades de conseguir vida fuera de nuestro planeta, revisando formulas matemáticas junto con hallazgos arqueológicos

“Miren bien a su alrededor porque no estamos solos”

Así habla el famoso escritor español, J.J Benítez en su libro “Mis ovnis favoritos” y es que este autor tiene una amplia experiencia en el campo de la Ufología, la búsqueda de vida extraterrestre y el fenómeno Ovni. Aunque con tendencia a la ciencia ficción, en sus libros podremos encontrar un sinfín de historias para dejar volar la imaginación.

Pero a lo que vamos…

El Universo es prácticamente infinito y sería un poco egocéntrico de nuestra parte el pensar que estamos solos en él. Mucho se ha hablado del tema, pero en su mayoría estas historias han podido ser desmentidas en base a la insuficiencia de datos que certifiquen su veracidad o simplemente por formar parte del fenómeno de histeria colectiva.

Partiendo de lo básico, sabemos que en el Universo existen por lo menos billones de galaxias, el número exacto es imposible de determinar, pero podemos hacer una aproximación a esa cifra solamente contando cuantas galaxias podemos ver en un área determinada del cielo y este número lo usamos para calcular cuantas podría haber en el cielo entero; dicho esto podemos afirmar que en nuestro Sistema Solar, que forma parte de la Vía Láctea está formado por dos estructuras diferenciadas: el halo y el disco.

El halo galáctico está formado por estrellas viejas (alrededor de 10 mil millones de años), y el disco galáctico agrupa a las estrellas y planetas más jóvenes.

¿Porqué explico esto?, por que teniendo una idea cuantas estrellas, galaxias o planetas hay en el Universo, podemos aplicar una formula matemática para calcular la posibilidad de vida extraterrestre.

Dicha formula en cuestión fue creada en 1961 por el astrónomo estadounidense Frank Drake (que a su vez fue pionero del S.E.T.I, del cual hablaremos más adelante); les decía entonces que Drake había creado una formula matemática para realizar estimaciones acerca del número de civilizaciones tecnológicamente avanzadas existentes en la Galaxia, basándose en varios datos.



La formula propuesta fue:

N= R* x Fp x ne x F1 x Fi x Fc x L

No os asustéis, les explico en que consiste:

N: Representa el resultado de la ecuación, lo que queremos conseguir expresado en el total de civilizaciones.

R: El número total de estrellas en la Vía Láctea o cualquier otra Galaxia que tomemos para estudio.

Fp: Es la fracción de esas estrellas que tienen sistemas planetarios.

ne: corresponde al número de planetas apropiados para la vida, por cada sistema planetario.

F1: es la fracción de esos planetas donde se desarrolla la vida.

Fi: es la fracción de esos planetas donde se desarrolló la inteligencia.

Fc: la fracción de los planetas capaces de comunicarse a través de señales de radio.

L: la fracción de tiempo de vida del planeta durante la cual vive la civilización.

No los voy a aburrir haciendo cálculos gigantes para saber si estamos o no solos en el Universo, pero si les voy a decir que al resolver esta ecuación “TOMANDO COMO REFERENCIA LA TIERRA Y NUESTRA CIVILIZACIÓN”, los resultados son desoladores.

He resaltado estas palabras anteriores por lo siguiente, dentro de todo este mar de pesimismo hay una luz al final del túnel y quiero expresarles mi opinión personal al respecto.

Desde muy joven he sido un apasionado del fenómeno Ovni y la vida extraterrestre en general y yo parto de las siguientes bases.

Esta formula falla por algo muy simple, y es que los datos que introducimos están basados en nosotros mismos como civilización, les pongo un ejemplo; la raza humana ha evolucionado a través del tiempo y en su desarrollo tecnológico han existido y existen las ondas de radio, TV, Internet, etc. Entonces la formula de Drake no está buscando una nueva forma de vida, está buscando patrones similares en cuanto a evolución y usando constantes como agua, aire, tierra, sol, para basar en ellas las posibilidades de encontrar una nueva vida o civilizaciones; les digo algo, no estamos buscando nuevas formas de vida extraterrestres, estamos buscando a nuestro clon en el Universo, y es por eso que las probabilidades se reducen tan dramáticamente.

Imagínense que buscáramos a una persona que sea físicamente igual que nosotros, que haya comido lo que nosotros, respirado nuestro aire, nacido, crecido y desarrollado igual que nosotros, evolucionado, PERO EN OTRO PLANETA… esto es absurdo, aunque nunca me cierro a las posibilidades.

¿Por qué no podemos imaginar una vida extraterrestre que no respire aire y que viva gracias a la luz solar? El ejemplo lo tenemos en bacterias aisladas y autónomas que viven en condiciones extremas a mas de 3 Km. de profundidad en minas sudafricanas y que viven exclusivamente de azufre e hidrógeno, aparte de ser de los pocos ecosistemas que sobreviven en nuestro planeta sin depender de la luz del sol; ejemplos como este y el de organismos vivos en las profundidades del océano y que se alimentan y existen en condiciones totalmente contrarias a las que consideraríamos un sitio ideal para la vida, son la prueba más inequívoca de que estamos haciendo los cálculos erróneos, pero como os digo, esto es solo una opinión personal.

Ahora bien, con todos estos datos tenemos nuestro cerebro en estos momento hecho un lío, no sabemos que pensar, aunque hay que ser realistas, aún calculando fórmulas con estos datos, el resultado para el Universo es todavía bajo, pero existen esperanzas.

Vayamos un poco más atrás en el tiempo y descubrimos que el de este interés acerca de la presencia de vida extraterrestre puede tener un punto de origen o por lo menos el más importante hasta el momento. Hablamos entonces del Caso Roswell, que nos cuenta de un supuesto choque en Roswell, Nuevo México en Julio de 1947.

Sus partidarios hablan de teorías de conspiración por parte del Gobierno Americano para encubrir un hecho real: que nos están visitando desde fuera de la Tierra; pero una vez más los detractores se basan en las pocas pruebas y relatos de los presuntos testigos dado su inconsistencia y ambigüedad.

Pero no quiero enfocar este artículo en si tienen o no tienen razón estas personas, vayamos a las pruebas…

Pienso no estar equivocado cuando afirmo que más de la mitad de la población cree que no estamos solos en el Universo, y creo también que un grupo importante de personas han dado información valiosa presentando pruebas bastante más sólidas que las del caso Roswell, las cuales presento a continuación:

El Astronauta de Palenque:

Un dibujo Maya de cerca de 1.200 años de antigüedad nos indica que si bien el fenómeno ovni está más latente desde el año 1947, podríamos tener pruebas de encuentros mucho más antiguos.

El Señor Pakal fue descubierto en 1949 por el arqueólogo Alberto Ruz Lhuilliera, luego de un año de excavaciones en la zona e Chiapas, México. Lo desconcertante de este hallazgo es que era una tumba muy oculta dentro de un antiguo templo, y los Mayas sólo daban este honor a personas muy importantes, es decir Dioses o sacerdotes; pero este Señor se sabe por pruebas realizadas que no era ninguna celebridad, incluso se desconoce si era realmente Maya, dado que medía 1.70 mts, cuando el pueblo Maya no pasaba de 1.50 mts de estatura, pero podéis decir que en nuestra civilización hay gente que destaca también por la altura, esta bien… Lo curioso es que en la tumba del Señor Pakal se encuentra él representado en un dibujo en piedra montado en una especie de artefacto, algunos dicen una máquina voladora, con el cabello al aire, en representación de movimiento, y en lo que yo defino la posición del motorista, los pies apoyados como si hubiera pedales.

navepalenque.jpg

La NASA, ha hecho varios estudios y ha encontrado similitudes entre el dibujo y una nave espacial:

La nariz representa una especie de respirador conectado.

Se ven botones y palancas.
Pero dejaré que Uds. mismos se formen sus opiniones.

A mi particularmente me parece curioso que los Mayas hace 1200 años tengan que inventarse historias de Ovnis y extraterrestres, eso por una parte, y por la otra se sabe que las civilizaciones antiguas, copiaban lo que veían, así que saquen cuentas a ver de donde han sacado este dibujo.

Otro punto interesante es el hecho de que estas civilizaciones Mayas, Incas, Aztecas, orientaban su vida al cielo, con calendarios, ciclos de cosechas, y aún hoy día las bases de sus investigaciones tienen uso.

Los Geoglifos de Nazca:

Son otra prueba que puedo presentaros, pocos de Uds., conoceréis el término geoglifo, pero quizás si les hablo de las líneas de Nazca, sabrán lo que les digo.

En Perú se encuentran dibujos realizados en teoría por la cultura Nazca y que miden hasta 150 metros de largo, por lo que solamente pueden se apreciados desde el aíre, y que no se sabe a ciencia cierta su finalidad, aunque la teoría más aceptada es de que servían de guía para objetos voladores, ¿pero en ese tiempo?, estamos hablando que la civilización Nazca floreció entre los 200 A.C. y 700 D.C. ¿o es que ya existían helicópteros en esa época…?

nazcamanos.jpg

Lo interesante de estos dos ejemplos es que en ellos me baso para decir que hay algo raro, un poco misterioso quizás, pero vuelvo y repito, no voy a caer en la tentación de hablar de teorías de conspiración.

Con estos dos ejemplos entonces, como les decía, aparte de la formula de Drake, tenemos algunos datos para formarnos nuestras propias ideas en el tema.

Así como puede haber civilizaciones adelantadas, también es factible la teoría de los microorganismos extraterrestres. Uds. deciden.

Pero para ayudarlos en la búsqueda de vida extraterrestre, les puedo decir que nosotros si que no estamos solos, porque existe en el mundo un colectivo muy grande personas que se dedican a buscar signos de inteligencia más allá de nuestras fronteras terrestres.

El SETI (acrónimo que significa, Búsqueda de Inteligencia Artificial) se compone de un grupos de científicos bastantes reconocidos y radiotelescopios que están ubicados en zonas despobladas para minimizar las interferencias o ruidos producidos por nuestra civilización; y que recientemente han inaugurado un nuevo complejo en Hat Creek, California que consta de 42 radiotelescopios de última generación y que formaran parte de un total de 350 previstos, que a su vez formará el mayor radiotelescopio del mundo dedicado a la búsqueda de inteligencia extraterrestre.

ata.jpg

Su función es sencilla, se orientan los radiotelescopios a una región específica del cielo y se escanea en busca de señales de radio, que denotarían la presencia de una civilización avanzada; y volvemos a caer en cuenta que buscamos a nuestro clon por el Universo, quizás hasta pillemos el resumen de Operación Triunfo versión galáctica….

Pero eso es cosa aparte.

Para finalizar les puedo decir que podéis aportar vuestro grano de arena en las investigaciones que el SETI realiza cediendo horas muertas de tu ordenador conectado a Internet para agilizar el tratamiento de datos obtenidos de la búsqueda espacial, sólo debemos instalar un pequeño programa que se activará cuando el ordenador no esté en uso y que se unirá a millones de otros ordenadores en el mundo como si de un superordenador se tratase.

Aquí podeis conseguir la información acerca del programa SETI en Casa y podeis descargar el programa AQUÍ

Después de todo lo que hemos leído podemos decir que si por cada galaxia, un planeta al menos pueda albergar algún tipo de vida (aparte de nuestros clones) entonces veríamos que es posible conseguir cifras aceptables en cuanto a la fórmula de Drake.

Porque de algo estoy seguro, hay vida extraterrestre, pero quizás no los hombrecitos grises de grandes ojos, sino formas de vida en evolución, siguiendo su propia naturaleza y su propia historia, con condiciones de vida diferentes a como podemos ser nosotros a los ojos de ellos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...