Primer cable de Wikileaks sobre ovnis no ha sido muy revelador

Seguimos a la espera de un primer cable que confirme el encubrimiento de los gobiernos


Estoy convencido de que incluso algunos de nuestros lectores más escépticos con respecto a la existencia de vida en otros planetas diferentes a la Tierra arrimaron la oreja cuando el fundador de Wikileaks Julian Assange dijo en una entrevista a The Guardianvale la pena señalar que en algunas partes todavía pendientes de ser publicadas de nuestros archivos hay referencias a los OVNIs“. Páginas de internet entusiastas con el fenómeno creen que podrían existir cables con pruebas de un encubrimiento por parte de los gobiernos sobre la visita de seres de otros planetas. Por otra parte, la Fuerzas Armadas de Nueva Zelanda parecían incluso un poco asustadas y puede que por ello hayan procedido a la desclasficación de miles de documentos de avistamientos de ovnis.

Por desgracia, la primera vez que hemos visto la palabra UFO en un cable de los publicados no aparece nada ni remotamente interesante, ni siquiera desconocida para los que nos movemos en estos temas. En 2007 un cable de diplomático de Minsk, a un funcionario se le preguntó por qué su departamento no “investiga fenómenos paranormales.” Él responde: “A diferencia de la URSS, el departamento no se dedica a estudiar los fenómenos paranormales. [Entonces], teníamos más medios y oportunidades que podríamos gastar en cualquier cosa. Hoy la situación es diferente. Entonces, cuando la sociedad estaba muy emocionado por la posibilidad de un contacto extraterrestre, entró en nuestra esfera de interés. Pero cuando se trata de los curanderos, los ovnis y tal, nosotros no podemos lidiar con ellos nunca más.” En otras palabras, la mayor revelación hasta ahora sobre OVNIs y actividad paranormal es que los rusos se quedaron sin dinero para gastar en la caza de extraterrestres después de la Guerra Fría.

Si bien muchos documentos de los ficheros del Cablegate hacen referencia a los OVNIS, es posible que muy pocos aclaren algunos enigmas relacionados con nuestra historia reciente. Sin embargo, es bien sabido que algunos gobiernos han gastado grandes presupuestos en el estudio de supuestos “fenómenos paranormales.” EE.UU. gasta cantidades incalculables en el Proyecto Libro Azul (Project Blue Book). Los estadounidenses todavía no tienen idea de lo que ha sucedido con respecto a un gran número de secretos, ni de las instalaciones secretas de que disponen alrededor del mundo. Incluso Julius Levinson sabía en la película Independence Day que el Pentágono no se gasta millones de dólares en un tapa de inodoro. Es más que probable que los verdaderos secretos aún permanezcan enterrados durante varios años. Otro día quizá os cuente una información que nos ha llegado sobre Próxima Centauri a través del contacto del blog y que estamos intentando contrastar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...