La Sociedad Hermética del Alba Dorada

La Orden de la Golden Dawn es una de las más importantes organizaciones de magia y poderes místicos de la historia de la humanidad.

Conocí a la misteriosa Golden Dawn gracias a los escritos de Algernon Blackwood. El estupendo escritor del horror oculto en los Estados Unidos de América fue uno de mis autores predilectos durante mucho tiempo. Especialmente por sus revelaciones acerca del Wendigo, ese demonio o espíritu de los vientos que posee a los hombres y los regresa a su estado primitivo desatando el lado más animal de la especie humana. Fue Blackwood uno de los más generosos hombres en su capacidad de mostrarnos aquello que nos empeñamos en negar. Admiraba a Blackwood y lo consideraba un verdadero maestro en temas ocultos, así que al descubrir su filiación con la Hermetic Order of the Golden Dawn no tuve más remedio que introducirme en los misterios insondables que guarda el conocimiento de esta sociedad secreta.

La Golden Dawn fue creada en 1888 por William Wynn Westcott y Samuel MacGregor Mathers, dos famosos maestros del ocultismo en el Londres del siglo XIX. La influencia de los rosacruces y los francmasones es ampliamente relatada en muchos escritos publicados por los estudiosos del alba dorada y se menciona siempre sus relaciones con el antiguo Egipto y el misterioso documento encontrado por William Gin Westcott con los fundamentos de la iniciación de la orden. Esto significa que la Golden Dawn solo es la continuación de conocimientos más antiguos, probablemente tan antiguos como el inicio de la civilización, en los que aquellos escogidos guardan una tradición de conocimiento eterno.

Los miembros de la Golden Dawn fueron hombre muy famosos en su tiempo. Tenemos al siniestro Arthur Machen, Algernon Blackwood, Bram Stocker y Gustav Meyrink. Pero la figura más importante de la sociedad fue un hombre que influenció a los propios Beatles: el excéntrico Aleister Crowley.

Lamentablemente a Crowley le debemos todas las divisiones posteriores de la orden. Su fragmentación por momentos parece un catálogo del ridículo ya que se puede adivinar en los miembros de la orden una ambición por tener mayor protagonismo y ejercer el verdadero poder. Esa fragmentación empezó cuando Crowley empezó a publicar parte de los rituales secretos en su publicación Equinoccio. Esto no fue todo para Crowley ya que posteriormente se separó de la orden y fundo su propia corriente mágica esóterica, la Astrum Argentum. Como lo demás hombres de la orden no podían quedarse quietos frente a tamaña traición, empezaron a discutir sobre quién sería el máximo traidor. Empezaron entonces las expulsiones (Samuel Mac Gregor), los cambios de nombre (Estela Matutina) y las continuas deserciones con las posteriores fundaciones de nuevos grupos esotéricos. Todo esto derivó a que al final se publicaran la totalidad de los rituales de la orden. Con estos dejó de ser secreta y el honor de aquel nefasto acto le correspondió al ambicioso Israel Regardie. Es preciso notar que este americano fue discípulo del más grande miembro de la orden (Aleister Crowley) y el primer separatista de la misma. Lo que hace comprensible su retiro igual de ostentoso con la posterior revelación de los secretos. Regardie durante el siglo XX fue un famoso quiropráctico que ganó cierta reputación y fortuna en los Ángeles.

En Argentina todavía subsiste una Orden que es heredera de la Golden Dawn. No es el único caso ya que subsisten grupos importantes en Estados Unidos y Australia. Es importante notar que en los actuales miembros de la Golden Dawn existe un fuerte deber por apartarse por apartarse de la magia negra. Esto es muy importante ya que al conocer los secretos místicos de la Orden el conocimiento de rituales de la magia negra y la tentación de poder que encierran es muy grande. Por ello la selección de candidatos a la Golden Dawn es muy rigurosa. En mi caso tengo un amigo al que llamaremos “Pancho Canario” que pensé por un momento sería un buen candidato para conocer los misterios de la Golden Dawn, pero luego de tratarlo un poco más y conocer la rivalidad que tiene con otro amigo al que llamaremos “Felipe Rojas”, desistí de comentarle acerca de los misterios de la Golden Dawn. Todavía no está preparado mi amigo y considero posible que si conociera algunos de los secretos de la orden podría seguir el camino de Crowley y dejarse tentar por el conocimiento de la magia negra. Si esto fuera así sería la destrucción de “Rojas” y un poder temible sería desatado en el entorno de mi amigo. Algo que no deseo sinceramente. Incluso entre los conocedores de la Orden se teme un poco por la llegada de Barack Obama a la presidencia de los Estados Unidos. Muchos sabemos la influencia que tiene la corriente ocultista de magia negra en la Casa Blanca, Ronal Reagan era uno de aquellos presidentes que consultaban con brujas, al igual que en casi toda la clase dirigente del partido Repúblicano. Con la llegada al poder del demócrata Obama muchos miembros del ocultismo y la magia negra se negarán a perder su influencia y se desatará quizás una rivalidad de poderes místicos. Aquellos que al leer estas líneas encuentren algún significado oculto en las frases, solo les puedo escribir que quizás estén en lo cierto.

No se puede terminar este artículo sin mencionar al miembro más poderoso de la Golden Dawn y su más grande ángel caído. El gran Aliester Crowley. Conocido por muchos en el mundo aunque quizás algunos no lo sepan. Para empezar si usted ha escuchado a los Beatles y admira su obra maestra “El sargento pimienta y el club de los corazones solitarios” debería saber que en la portada del CD o disco se encuentra la figura de Crowley invitándonos a la reunión.

Crowley fue acusado de practicar Misas Negras, fue considerado la bestia 666 y gracias a él usamos símbolos tan conocidos actualmente como el signo de la victoria con los dos dedos (la clásica letra V) ya que Crowley le sugirió a Winston Churchill lo usara durante la segunda guerra mundial. Muy pocos conocían entonces la gran carga de energía que tiene esa simple posición de los dedos… y en realidad muchos no sabemos, incluso en estos tiempos, el tremendo símbolo de poder que utilizamos y la invocación a poderes más grandes que realizamos al hacer ese símbolo con los dedos.

Imagenes cortesís de flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...