El sistema solar puede ser más viejo de lo que se creía

La edad de nuestro sistema solar siempre ha preocupado a la Ciencia. Se había estimado con bastante exactitud pero ahora un nuevo estudio señala que puede ser cerca de dos millones de años más viejo de lo que se creía. Ello, además, alteraría las tesis acerca de su formación.

La edad de nuestro sistema solar ha preocupado a la Ciencia desde hace tiempo. Los adelantos instrumentales habían permitido obtener, con datación radiométrica, estimaciones bastante precisas acerca de sus primeros pasos y, por tanto, de su antigüedad.

Pero, como también los aparatos van mejorando en cuanto a su calidad y precisión, las mediciones que se pueden realizar hoy son, por fuerza, más exactas que las hechas hace unos años. No es de extrañar, por tanto, que a la Ciencia le interese revisar aquellos datos para comprobar si son veraces o erróneos.

Foto que reproduce el sistema solar

Imagen que reproduce el sistema solar

Partiendo de esta premisa, un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Arizona -encabezadas por Audrey Bouvier y Meenakshi Wadhwa– han realizado nuevos cálculos que han revelado variaciones respecto a los anteriores. De hecho, han estimado que la edad de nuestro sistema solar es casi dos millones de años (concretamente, 1,9) más antigua de lo que se había medido.

Para sus estimaciones, Bouvier y su equipo se centraron en una inclusión de calcio y aluminio contenida en el meteorito conocido como NWA 2364. Se piensa que estas inclusiones son los primeros sólidos que se condensaron a partir del enfriamiento del disco protoplanetario que se produjo durante la formación del sistema solar. Por ello, resultan una fuente fiable para estos cálculos.


Los resultados que han obtenido no dejan de ser sorprendentes: fijan la edad del sistema solar en 4568,2 millones de años, es decir, que sería entre 0,3 y 1,9 millones de años más viejo de lo que se había calculado con anterioridad.

Tratándose de estas magnitudes, es una variación relativamente pequeña. Pero, si tenemos en cuenta que los hechos más importantes que conformaron el sistema solar se dieron durante sus primeros diez millones de años de existencia, supone una modificación significativa que posee algunas consecuencias para la Ciencia.

Foto de la Universidad Estatal de Arizona

Una vista de la Universidad Estatal de Arizona, donde se desarrolló el estudio

Así, por ejemplo,  esta variación en la edad supone que nuestro sistema solar poseía mucha mayor cantidad de hierro-60 de lo que hasta ahora se creía. Concretamente casi el doble. Y, a su vez, el hecho de que este isótopo fuese más abundante sólo se explica si fue añadido por una supernova, es decir, por una intensísima explosión estelar. De todo ello, estos científicos concluyen que esa supernova y otras debieron ser elementos decisivos en la conformación del sistema solar.

El equipo investigador de la Universidad de  Arizona aún se encuentra estudiando los datos obtenidos pero quizá sus conclusiones nos deparen alguna otra sorpresa.

Fuente: Amazings Ciencias.
Fotos: Sistema solar: Anónimo en Photojournal | Universidad Estatal de Arizona: Kevin Dooley en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...