El ligre, fruto de la mano del Hombre

La Naturaleza es impresionante. Pero, a veces, la mano del Hombre ejerce sobre ella un poder destructor o, al menos, que altera su equilibrio. Esto ocurre con algunos animales a los que cruza sin miramiento. Así sucede con el león y la tigresa, dando lugar al ligre, el felino más grande que hay. Una criatura que puede medir hasta cuatro metros. Muy distinto del tigón, cruce entre tigre y leona, que es mucho más pequeño.

 Siempre decimos que la Naturaleza es impresionante. Capaz de mantener un equilibrio armonioso entre todas las especies, nos brinda, además bellezas imposibles de igualar artificialmente. Sin embargo, el mayor peligro para ella es la mano del Hombre, que rompe este equilibrio en más ocasiones de las que debiera.

Uno de los dudosos frutos de su intervención es el cruce de especies. Ya voluntaria, ya involuntariamente a través de la alteración de los hábitats de los animales, el hombre ha provocado que se combinen especies que no están destinadas a hacerlo.

Un ligre en reposo

Un ligre en reposo

Y uno de los casos más curiosos de ello es el ligre, temible animal fruto del cruce entre un león y una tigresa y que, probablemente, es el felino más grande del mundo. Ello cuenta, además, con el agravante de que se provoca su cruce con objeto de explotarlos en el circo.

Ambos animales no coinciden ni en su ámbito territorial ni en sus costumbres: el león vive en zonas de escasa vegetación y tiene hábitos diurnos, mientras que el tigre es más nocturno y suele hallarse en zonas más forestales. Solamente en el bosque de Gir, en la India, conviven. Por ello, el cruce de ambas especies sería complicado sin mediar la mano del Hombre. No obstante, se conocen numerosas leyendas hindúes acerca de su existencia en aquélla zona.


El ligre, debido a que carece del gen inhibidor del crecimiento, se desarrolla durante toda su vida, pudiendo alcanzar hasta cuatro metros de longitud y cuatrocientos kilos de peso. Sin embargo, las patas sí interrumpen el desarrollo, por lo que, a edades ancianas, el animal puede ser incapaz de sostenerse en pié.

Los machos son estériles pero las hembras no. Por ello, la cosa se complica aún más, ya que, si se aparean con un tigre, dan lugar a un animal llamado ti-ligre y, si lo hacen con un león, el resultante será un li-ligre.

Pareja de ligres

Pareja de ligres

En cuanto a su alimentación, estos ‘cachorrillos’ pueden llegar a comer cuarenta y cinco kilos de carne al día. Y su aspecto externo se caracteriza por las rayas propias de los tigres y, en los machos, la melena de los leones.

Por otra parte, ¿qué ocurre si el cruce se produce entre un tigre y una leona? Pues un resultado muy distinto: el tigón o tigral, un animal más pequeño, con patas y cola alargadas. Por tanto, bastante menos imponente que el ligre y también mucho menos frecuente.

Fotos: Ligre reposando: Lvova en Wikipedia | Pareja de ligres: Hkandy en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...