El inicio de la teoría de Tierra Hueca

¿Cuándo y cómo surge la teoría de la Tierra Hueca? En este post explicamos los inicios de una idea conspiranoica como pocas, la que expresa que en el interior de la Tierra existe otra raza, otro mundo, probablemente extraterrestres, aunque también se les conoce como intraterrestres.

La teoría de la Tierra Hueca cobró mucha fuerza en la década de 1970 por unas fotografías que tomó la NASA del Polo Norte, y fue exhaustivamente promocionada principalmente por Amadeo Giannini, Ray Palmer. Pero la historia en realidad viene de antes, más precisamente, desde el año 1947 a raíz de un comentario realizado por Richard E. Byrd.

La polémica fotografía tomada en el año 1968 por el satélite, a la que le "taparon" literalmente el polo

Éste era vicealmirante de la US Navy y uno de los primeros aviadores en explorar los polos, detallando claramente cada uno de los mismos. La expedición más importante que ha realizado fue sin duda la llamada “High Jump”, cartografiando más de un millón de kilómetros cuadrados.

La controversia parte de una frase que exclamó Byrd en 1947: “Me gustaría ver la tierra más allá del Polo. Esa área más allá del Polo es el centro del Gran Enigma”. Pero además, durante la travesía habría comunicado por radio lo que veía: “no nieve, sino áreas de tierra con montañas, bosques, vegetación, lagos y ríos y, entre la maleza, un extraño animal que parecía un mamut”.

Satélite ESSA-7

¿Qué estaba observando? ¿Qué fue lo que realmente vio? ¿Realmente hizo este comunicado por radio? Muchas preguntas pero sin respuestas lógicas o al menos, que podamos confirmar. Todo lo expresado por Byrd, llevó a que tanto Giannini como Palmer posteriormente, comenzar a tejer la intriga expresando en sus revistas que el aviador no voló sobre el Polo Norte, sino que entró por el enorme hueco que allí se encuentra.

No tuvieron mucha repercusión, hasta que el 23 de noviembre de 1968 la NASA divulgó las fotografías de su satélite ESSA-7 como siempre lo hizo, pero jamás imaginó que un estudio de rutina podía generar tanto revuelo.

Una de las imágenes que se habían captado del polo norte era muy clara. Una fotografía que sale por fin sin nubes, algo característico de la región, pero donde debería haber hielo había un enorme agujero. Esa foto fue aprovechada por Palmer y publicada en su revista Flying Saucers de 1970, expresando que esa foto fue real.

De ahí en más el misterio de la Tierra Hueca sólo podía potenciarse y crearse una especie de conspiración del poder para no permitir que se conozca la verdad. Una verdad que mencionan se encuentra hasta en la misma Biblia, aunque ya hablamos que eso sí era algo muy absurdo.

Imágenes: Dominio Público

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...