¿Duendes en Barcelona?

Una casa en una barriada de Barcelona fue hace algunas décadas atrás testigo de una gran cantidad de fenómenos sin explicación, aparentemente se trataría de un caso de duendes.

Aquellos que realmente se sientan atraídos por lo fantástico, lo esotérico, lo insólito o lo misterioso, pueden tener en cuenta una serie de rutas y viajes por el territorio español que los llevarán a conocer historias realmente sorprendentes que han tenido lugar en estas tierras, sin ir más lejos se pueden conocer historias de fantasmas en Sevilla o en Galicia, o encontrarse con hadas y duendes en hoteles Barcelona.

Barcelona

Uno de los paseos que pueden hacer por ejemplo es el que lleva al viajero a conocer la casa de los duendes en Barcelona, pero se trata de un paseo sumamente especial que no cualquiera tiene la posibilidad de realizar porque no se encuentra entre los itinerarios turísticos. Tiene que ver con un suceso increíble que tuvo lugar en el mes de febrero de 1935, en la Barriada de Gracia en Barcelona, la casa ubicada en C/ Francisco Giner, nº43, sería escenario de hechos realmente misteriosos.

Por ese entonces se atravesaba el invierno y Enrique Montroig Mendoza que se desempeñaba como vigilante nocturno en una fábrica de motores de avión en el Paseo de Sant Joan, era junto con su familia, quien habitaba dicha propiedad. Esa noche el hombre salió como todos los días a trabajar y la familia se dispuso a dormir, lo extraño fue que todos ellos comenzaron a sentir golpes y rumores en las diversas habitaciones de la casa, ruidos que fueron incrementando su fuerza durante la madrugada, lo que conmocionó tanto a la familia que se vieron obligados a recurrir a los vigilantes del barrio para que se aseguraran de que no se trataba de un ladrón.

Las investigaciones no revelaron datos, pero lo cierto es que los ruidos y fenómenos extraños prosiguieron en aumento a partir de esa noche, el momento desencadentante tuvo lugar el 11 de febrero del mismo año cuando los propios integrantes de la familia, sobre todo el hijo mayor, indicaron que las sillas se caían y se volvían a levantar solas, los vidrios de las ventanas tintineaban, los relojes detenían su marcha y volvían a funcionar sin que nadie los tocara, elementos de la cocina desaparecían y caían luego desde el techo, y una lluvia de piedras cayó sobre todo el edificio.

No solo esta familia fue testigo de los hechos, sino todos los vecinos del complejo de apartamentos, nadie pudo indicar jamás de que se trataba todo este misterio, pero muchos aseguraron que se trataba de duendes que querían hacer que todos los inquilinos se vayan, ya que se veían sombras por los pasillos y voces que se apagaban.

La policía desestimó los hechos aunque se realizaron varias denuncias, y la prensa fue obligada en su momento a dejar de informar sobre los duendes de Barcelona, en la actualidad es una historia que muchos saben recordar y otros tantos deciden callarse, ya que según dicen aún todavía se siguen desarrollando ciertos extraños sucesos en el edificio que todavía se mantiene en pie.

Foto:  Jsome1 de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...