Diferencias entre gripe estacional y procesos gripales

La gripe estacional se produce en los meses de invierno, mientras que el resto del año podemos tener algún proceso gripal

gripe

¿Sabías que no es lo mismo la gripe que los procesos gripales? ¿Y que la gripe estacional la genera un único virus? Este trastorno tan común está rodeado de curiosidades varias que la mayoría de la población desconoce, por eso a continuación te desvelamos algunas.

En primer lugar, has de saber que la gripe estacional es aquella que se manifiesta principalmente en los meses propios del invierno, siendo los picos más importantes entre diciembre y febrero, aunque puede haber diferencias de un año a otro. La meteorología influye también en la proliferación del virus y las medidas preventivas para evitar los contagios son a su vez factores determinantes para que la incidencia de la gripe sea distinta de un año a otro.

La gripe se genera por el virus Influenza y éste ataca principalmente a las vías respiratorias altas o superiores. El principal síntoma que nos va a dar la alerta de que estamos ante una gripe es la fiebre, entre los 39 y 40 grados. Después, notaremos cansancio muscular, dolor de cabeza, escalofríos, destemplanza… Este caso es, por tanto, el que se considera gripe estacional y es el más frecuente en los meses invernales. 

El resto del año, sobre todo, en los equinoccios de primavera y otoño, predominan los procesos gripales. Estos se ocasionan por otros virus como el rinovirus, el adenovirus, virus paragripales… Los síntomas en estos casos suelen ser más leves.

Uno de los principales problemas de los virus gripales es que se contagian con gran rapidez, sobre todo, porque se transmiten a través de las vías respiratorias, o el contacto de objetos contaminados por el virus que sea. De hecho, los tres primeros días son los más peligrosos en este sentido. Pero quienes nos rodean pueden estar en peligro de contagio incluso antes de que se nos manifiesten los síntomas, es decir, cuando estemos incubando la enfermedad y hasta varios días después de tenerla.

Para prevenir y combatir la gripe debemos mantener unos hábitos de vida sanos, pero también podemos ayudarnos de diversas opciones. Oscillococcinum es un medicamento homeopático que está indicado tanto en la prevención como en el tratamiento de la gripe y de los procesos gripales. Por ello, puede ser una buena alternativa si somos propensos a padecer este trastorno como preventivo, ya que no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones. Lo puede usar toda la familia, de modo que también podremos evitar posibles contagios.

Foto: Claus Rebler

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...