Curiosidades del mundo animal: los peces

Siempre se ha dicho que la Naturaleza es sabia. No cabe ninguna duda, a juzgar por la cantidad de especies distintas que existen y por lo curiosos de algunas de ellas. Los peces, los más numerosos de los vertebrados, ofrecen un sin fin de ejemplos : estructuras óseas o de cartílago, tamaños que van desde 12 milímetros hasta 18 metros, gigantes inofensivos para el ser humano y voraces pececillos, como las pirañas, que devoran a una persona, etc.

Dentro de la habitual división entre animales vertebrados e invertebrados, los peces forman parte de los primeros. No obstante, se subdividen, a su vez, en tres grupos :

Peces sin mandíbulas, que son de dos tipos : lampreas y mixinos y que tienen, en lugar de éstas, una boca circular con dientes ganchudos, la cual utilizan – a modo de ventosa – para sujetarse a otros peces.

Peces con esqueleto cartilaginoso, unas 575 especies, entre las que destacan quimeras, tiburones y rayas.

Peces con esqueleto óseo, los más numerosos y conocidos. Pertenecen a este grupo algunos muy conocidos, como el arenque o el salmón, y otros menos comunes.

Hay peces enormes que son inofensivos, pues se alimentan de plancton y algas y otros muy pequeños pero voraces, como las pirañas.

Los peces planos, como la solla presentan, durante su desarrollo, la peculiaridad de que se tienden de lado sobre la arena del fondo del mar y la boca y uno de sus ojos se desplazan de su lugar para adaptarse a la vida en ese hábitat.

Citemos algunas curiosidades más :

El pez óseo más largo es el huso o beluga, esturión que se encuentra en el mar Caspio y alcanza los 7,2 metros de longitud y 1.360 kilogramos de peso.El pez óseo más pesado es el pez luna, que llega a alcanzar las dos toneladas.
El pez más pequeño – y también el menor de los vertebrados en general – es el “pandaka pygmaea”, que suele encontrarse en las aguas dulces de Filipinas y las islas Marshall y que nunca supera los 12,5 milímetros.
El tiburón más grande (y el mayor de los peces) es el llamado “tiburón ballena, el cual alcanza los 18 metros de longitud y las 15 toneladas de peso.
Por otra parte, las rayas – algunas de las cuales tienen en su larga cola un aguijón venenoso – también pueden alcanzar grandes tamaños. Así, las más grandes son las “cornudas”, de hasta seis metros de anchura. En el agua, parecen volar, pues se mueven ondulando las aletas pectorales como alas, e incluso pueden dar saltos considerables fuera del agua.

Ya se sabe que el latín es muy sabio y que, a falta de otras palabras, los científicos suelen utilizarlo para nominar a las especies. Por ello, añadamos a todo esto algunos nombres curiosos. Si alguien nos dice que las huevas de los peces que pertenecen al orden de los “Acipenseriformes” son muy codiciadas, probablemente no las comeríamos ; pocos podrán imaginar que se refiere a los esturiones. En cambio, si otro comenta que se ha comido un “Clupeiforme”, no saldríamos de nuestro asombro hasta que nos dijese que es un simple arenque. Por otra parte, si un amigo nos dice que tiene disecado un “Gasterosteiforme”, no nos atreveríamos a ir a verlo, por si acaso, salvo que nos contara que se trata de un caballito de mar. En cambio, un atún es un simple “Peciforme”. Y así podríamos seguir.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...