¿Cómo se alimentaban los bebés de Megalodón?

Gracias a un estudio publicado en una revista científica descubrimos la forma en la que los bebés de megalodón se alimentaban en el vientre.

No, el megaladón no era tan enorme como se representó en la película de mismo nombre de 2018, en la cual Jason Statham se enfrentaba contra uno de estos tiburones prehistóricos. Pero no por ello esta especie de tiburón extinto deja de ser más espectacular, puesto que se trató de una de las criaturas acuáticas más grandes e imponentes de todos los tiempos. Y cada vez que se descubre sobre ella no podemos sino asombrarnos por los distintos detalles que se aportan acerca de un tiburón que nos habría dejado helados de haberlo llegado a ver en el periodo que reinó a lo largo de los mares.

Lo último que se ha desvelado de este tiburón que tenía una extensión de 15 metros es la forma en la que daba a luz a cada camada de tiburones bebé, quienes llegaban al mundo también con unas dimensiones terroríficas.

Desde la revista Historical Biology se menciona que el nacimiento de los bebés se llevaba a cabo a través de un proceso que se conoce como oofagia, por el cual algunos de los tiburones que se encuentran en el vientre, los más desarrollados y avanzados en su crecimiento, se comen a los que están avanzando más lentamente.

Gracias a las investigaciones que se han realizado se ha descubierto que este proceso, que no es diferente del que realizan tiburones existentes en la actualidad, como el terrorífico gran tiburón blanco o el tiburón duende, llevaba a que los bebés de tiburón que lograban nacer lo hicieran con un tamaño enorme. Los bebés eran tan grandes en su nacimiento que alcanzaban una extensión de 2 metros, por lo que eran más grandes que un humano. ¿Os lo imagináis? Una auténtica pesadilla.

Este gran tamaño que tuvo el Megaladón explica la forma en la que se hizo con el control de los mares hasta que se produjo su extinción. Se desvelan también otros datos, como que el ritmo de crecimiento del Megalodón de forma anual era de 16 centímetros, mientras que la estimación de vida de la criatura se encontraba en una media de entre 88 y 100 años.

Se barajan varios motivos por los que el Megalodón se pudo extender, pero se cree que el más probable fue la forma en la que el ecosistema cambió a lo largo de las épocas y produjo que tuvieran acceso a menos cantidad de comida de la que necesitaban para sobrevivir como especie. Eran muy grandes, así que necesitaban comer mucho, y en aquella época hay registros de cómo distintas especies de las que ellos dependían también se extinguieron. Así es cómo este tiburón desapareció de los mares hace millones de años.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...