¿Cómo protegen los delfines a los humanos?

El nadador Adam Walker se ha encontrado con que un grupo de delfines le ha ayudado a sobrevivir al ataque de un temible tiburón.

Un grupo de delfines salva a un nadador

La ciencia es inexplicable en algunos casos. Por mucho tiempo que pase los científicos marinos no llegan a atribuir un pensamiento determinado y preciso acerca de la forma de actuar de los delfines. Sabemos que son inteligentes, y series de televisión como la clásica SeaQuest nos enseñaron que en el futuro podrían ser muy útiles, pero todavía son un misterio.

Diversos documentos grabados en el mar han demostrado que los delfines tienen formas de actuar realmente particulares en lo vinculado con dar protección a los humanos. Un buen ejemplo de ello es el caso reciente del nadador Adam Walker, que se encontró con la obligación de darle las gracias públicamente a un grupo de delfines que le salvó la vida.

Cuando el famoso nadador Philip Rush de Nueva Zelanda le dijo a Adam Walker que mientras intentara hacer la particular maratón de los siete océanos no se preocupara de los tiburones, tenía mucha razón. Inicialmente el nadador podría haber dudado de las palabras del veterano, pero al final tuvo la ocasión de comprobarlo por sí mismo. Aunque los tiburones le acecharon, un grupo de delfines le acompañó para que estuviera a salvo y que no fuera atacado en medio del mar.

Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, pero no cabe duda de que el delfín es el mejor aliado del hombre en el océano. Adam Walker se encontraba en proceso de cumplir con el reto de los siete océanos, que simboliza recorrer una enorme distancia a nado. En la zona del estrecho de Cook en Nueva Zelanda el nadador notó que un tiburón, al menos uno, le estaba persiguiendo y analizando. Cree que es muy posible que otros tiburones también le pusieran la vista encima. Por suerte para él, un grupo de 10 delfines apareció para nadar junto a él y que así el tiburón o los tiburones desistieran de su caza.

Se desconoce exactamente cuál era la intención de los delfines. ¿Estaban ayudando al nadador a propósito? ¿O solo jugueteaban? Se sabe que los delfines son muy juguetones, pero también sabemos que son muy inteligentes. Quizá sabían que eran la única opción contra el tiburón y se decidieron a acompañar al nadador en su camino. Este logró llegar sin incidentes y los delfines se marcharon por donde vinieron, quedando todo en una inolvidable anécdota que posiblemente Adam Walker recordará siempre. Otros nadadores podrían tenerlo en cuenta.

Vía: Yahoo!

Foto: Steve Jurvetson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...