¿Cómo es la nueva silla de Stephen Hawking?

El astrofísico británico sufre ELA desde que comenzó la universidad. Ahora cuenta con la silla más tecnológica del mundo, aquella que es capaz procesar información diez veces más rápido y conectarse a Internet.

La nueva silla de Stephen Hawking cuenta con la última tecnología posible. Lo que le permitirá comunicarse al doble de velocidad, procesar información diez veces más rápido, monitorizar su salud e, incluso, conectarse a Internet. “La tecnología está empujando las fronteras de los posible”, afirmó el astrofísico británico.

A pesar de todas las innovaciones, la voz del científico Stephen Hawking seguirá siendo la misma ya que el científico ha querido mantener la voz sintetizada utilizada desde el año 1998, y la que ha prestado en el último disco de Pink Floyd. “Se ha convertido en la marca de la casa y no la cambiaría por una voz natural con acento británico. Me han dicho que cuando los niños quieren poner voz a su ordenador, eligen la mía”, destacó Stephen Hawking.

Además, en la presentación de la nueva silla de Stephen Hawking, el científico afirmó tener “miedo” ya que la inteligencia artificial podría superar “la lenta evolución biológica de la especia humana” y provocar “el fin de la humanidad” a corto plazo.

El astrofísico británico sufre Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) desde su temporada en la universidad y pese a que los médicos dudaban que pudiera llegar a los treinta años de edad, Stephen Hawking cuenta en la actualidad con 72 años y necesita un equipo de enfermeras a su cargo pero eso sí, quiere seguir formando parte de este mundo. Gracias a la nueva silla, Hawking ha ganado movilidad e independencia.

La nueva silla tecnológica de Stephen Hawking ha sido realizada por un grupo de ingenieros y diseñadores de Intel. El diseñador de Intel, Pete Denman, afirmó que se trata de una silla con la mejor tecnología del mercado, excepto por el software de predicción y la corrección de palabras.

Además, la nueva silla de Stephen Hawking se puede activar y controlar desde una tableta, un Smartphone o, incluso, desde los sensores instalados en las gafas del astrofísico británico. Estos sensores se encargan de captar los movimientos del músculo de la mejilla derecha del físico activando un cursor que recorre todas las letras del abecedario, lo que le ayuda a formar las frases. Este sistema también se utiliza para abrir archivos en la pantalla, hacer búsquedas en internet y para mandar correos electrónicos.

El nuevo sistema tecnológico de la silla de Stephen Hawking es muy parecido al de una aplicación móvil: la aplicación aprende lo que uno escribe en correos, post y redes sociales para, así, anticipar palabras. Según publica Intel, el astrofísico británico solo tiene que escribir menos del 20% del total de caracteres comunicados.

“Gracias a este nuevo sistema, podré seguir escribiendo libros, dando conferencias y seguir con mis investigaciones. Tuve la suerte de perder la voz con la llegada de los ordenadores. Sin esta tecnología, hoy mismo sería incapaz de poder comunicarme con todos vosotros”.

VÍA/ ElMundo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...