¿Cómo era el dinosaurio gigante Ledumahadi Mafube?

El dinosaurio Ledumahadi Mafube ha sido descubierto en Sudáfrica y se trata del más grande que hubo.

Dinosaurio 2018

Los investigadores han descubierto en Sudáfrica un fósil de una nueva especie de dinosaurio que vivió en la temprana fase del Jurásico. Hasta el momento parece ser que es el dinosaurio más grande de su tiempo, ya que pesaba 12,5 toneladas y media 4 metros de altura hasta las caderas.

Este ejemplar existió hace más de 200 millones de años y lo han llamado Ledumahadi Mafube, que en la lengua sudafricana oficial significa “trueno gigante al amanecer”. Según los investigadores, es un pariente cercano del Brontosaurus, que pertenecía a la familia de los saurópodos, los cuales podían llegar a pesar hasta 60 toneladas.

El profesor de paleontología de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo, Jonah Choiniere, ha afirmado que su nombre en lengua Sesotho fue dado por su gran tamaño y porque su linaje apareció en los orígenes de los dinosaurios saurópodos. Así mismo, ha dicho que honra la herencia reciente y antigua del continente africano.

Según se muestra en un estudio publicado en la revista Current Biology, el Ledumahadi fue una especie única que evolucionó antes y de manera diferente a sus parientes cercanos. En otro orden de cosas, en el fósil que se ha descubierto se aprecian otros detalles, además de su tamaño, que lo hacen diferente sobre las nuevas especies. Gracias al descubrimiento del Ledumahadi, podemos saber que hace 200 millones de años ya se habían convertido en los vertebrados más grandes de la Tierra.

Los saurópodos comían plantas, andaban sobre cuatro patas y eran de gran tamaño, pero mientras que sus patas eran esbeltas las del “Trueno Gigante” eran muy gruesas y las delanteras estaban más agachadas. Con esto se menciona por parte de los científicos que el Ledumahadi fue un experimento evolutivo con un tamaño corporal gigante que existió durante el periodo Jurásico temprano. Los antepasados de los saurópodos caminaban predominantemente en dos piernas, pero los saurópodos se adaptaron a las cuatro patas para crecer y apoyar el proceso digestivo necesario para su dieta de herbívoros.

Dinosaurio descubierto

Los investigadores, para conocer cómo andaban, recopilaron datos de dinosaurios, reptiles y animales que caminaban sobre dos y cuatro patas. Los datos que arrojó este estudio les permitieron conocer la postura que tenían los Ledumahadis, así como el número de patas que tenían para caminar al examinar la robustez de sus huesos. El profesor Choiniere asegura en un comunicado que “el camino hacia el gigantismo en los sauropodomorfos no era nada sencillo, y la forma en que estos animales resolvieron los problemas habituales que se encontraban para comer y moverse fue mucho más dinámica dentro del grupo de lo que se pensaba anteriormente”. Y es que pensar en un animal de estas dimensiones resulta realmente difícil para todos los que vivimos en esta época, ya que si lo comparamos con un elefante africano es justamente el doble y es complicado imaginárnoslo en nuestras cabezas.

El fósil encontrado en Sudáfrica no solo muestra su historia individual, sino que también nos da pistas acerca de cómo era su hábitat, así como de la evolución de sus familiares los saurópodos. Los ejemplares Ledumahadis vivían en la Provincia de Estado Libre de Sudáfrica. Ahora es una superficie montañosa, pero hace 200 millones de años era un paisaje semiárido con lechos de agua poco profundos que se secaban fácilmente.

En este lugar, según asegura el profesor Choinere, el Ledumahadis convivía con otras especies de dinosaurios, como por ejemplo el carnívoro Megapnosaurus. “Es por esta razón, por la que seguimos buscando fósiles en Sudáfrica que comprendan los períodos Triásico y Jurásico, ya que aquí hubo un próspero ecosistema de dinosaurios, millones de años antes que el tiranosaurio o el velociraptor aparecieran en el hemisferio norte”.

Así mismo, este dinosaurio está relacionado con otros que vivían en Argentina en la misma época. Esto refuerza la idea de que había un solo continente llamado Pangea, y los dinosaurios pudieron andar desde Buenos Aires a Johannesburgo sin tener que cruzar mares y océanos porque todos los continentes actuales estaban juntos formando uno solo, durante el Jurásico temprano. Por otro lado, el Ministro de Ciencia y Tecnología de Sudáfrica, Mmamoloko Kubayi-Ngubane, ha indicado que su país no solo posee la cuna de la humanidad, sino que también tienen fósiles que les ayudan a comprender el auge de los gigantescos dinosaurios. “El descubrimiento del Ledumahadis es otro ejemplo de que Sudáfrica está tomando el camino y está logrando avances científicos de importancia internacional sobre la base de su ventaja geográfica como lo hace en astronomía, conocimiento indígena, investigación marina o biodiversidad”, ha concluido. Para finalizar, no debemos olvidar la enorme importancia que tiene la paleontología sudafricana para conocer los orígenes del mundo, así como las especies que habitaron la Tierra hace millones de años.

El Ledumahadi Mafube se convierte en el último añadido de una gran lista de criaturas que ha hecho soñar a millones de personas y que sigue teniendo un gran atractivo.

Vía: CNN

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...