Aplicación forense del Microchip Biológico

Ya os hablamos de los microchips biológicos como una herramienta que serviría de diagnóstico y futura defensa contra los tumores malignos, al facultar la observación de mutaciones en genes concretos de nuestro ADN que pueden generar ciertos tipos de cáncer, aislándolos y combatiéndolos en sus inicios.

Ya os hablamos de los microchips biológicos como una herramienta que serviría de diagnóstico y futura defensa contra los tumores malignos, al facultar la observación de mutaciones en genes concretos de nuestro ADN que pueden generar ciertos tipos de cáncer, aislándolos y combatiéndolos en sus inicios.

Más novedades sobre el Microchip Genético

La noticia ha circulado por la red de redes y algunos investigadores ya han hecho ciertas predicciones sobre posibles aplicaciones paralelas de ésta innovadora herramienta de diagnóstico.

El Microchip Biológico permitiría la codificación en el mismo de secuencias enteras de ADN y con el tiempo la codificación completa del mapa genético de cualquier usuario. Es decir, la codificación de toda la información genética sobre una persona concreta. No hablamos pues, del genoma humano como algo genérico, sino toda la información biológica de un sujeto concreto con todas sus peculiaridades personales.

Bajo ésta hipótesis, hay quien ha querido ver la oportunidad de crear un DNI genético que pudiese utilizarse en la lucha contra el crimen y en la práctica forense.

Hasta ahora las muestras de ADN encontradas en la escena de un crimen nos podían llevar a relacionar una persona con una escena criminal siempre que antes existiese un registro de ese ADN relacionado con el sujeto.

Sin embargo, la hipótesis del DNI-Genético, permitiría cargar en un chip todo nuestro mapa genético en el momento de nuestro nacimiento y así conocer todas las características fenotípicas (rasgos físicos y conductuales) de un individuo ante cualquier material biológico encontrado, agilizando las investigaciones criminales.

Aunque quizás la aplicación más interesante se encuentre en el campo forense de la identificación de cuerpos, ahorrando tiempo, recursos y desplazamientos en la identificación de víctimas de catástrofes o cuerpos indocumentados.

Esto son aún meras hipótesis pero desde que el proyecto Genoma-Humano anunciase que es posible la codificación del mapa genético de un individuo en apenas unas semanas, el abanico de posibles aplicaciones prácticas no ha hecho más que crecer.

Imagen: Bichuas (E. Carton) en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...