Un libro con cinco siglos de historia se encuentra en Utah, Estados Unidos

En abril de este año, Ken Sanders, un anticuario se topó con un ejemplar de la Crónica de Nuremberg de 500 años de antigüedad, en idioma alemán y en buen estado de conservación en general. Según se calcula, el valor de esta edición histórica rondaría el millón de dólares.

Ken Sanders es un vendedor de libros ya experto en reconocer ediciones antiguas, evaluar documentos añejos, objetos y todo tipo de antigüedades. Este hombre, ya habituado a explorar bibliotecas llenas de polvo, sótanos y armarios de todo tipo, tanto de la órbita pública como privada, fue protagonista hace un par de meses de un hallazgo singular: sin siquiera esperarlo, se le presentó un libro de 500 años, una edición de la “Crónica de Nuremberg” publicada en 1493.

El anticuario Ken Sanders encontró en Utah una edición en alemán de la Crónica de Nuremberg de 1493

Sanders, quien suele participar en el programa de televisión británico “Anticues Roadshow”, se llevó la gran sorpresa cuando realizaba un trabajo voluntario en un evento organizado para juntar fondos para ayudar a un pequeño museo del pueblo de Sandy, en Utah, Estados Unidos.

Una tarde, un hombre llegó y comenzó a sacar un libro de un gran saco de plástico mientras me decía que tenía un libro realmente, realmente viejo y que pensaba que podría valer algo de dinero”, relató el anticuario.

El hombre que lo visitó prosiguió y resulta que sacó, nada y nada menos, que un ejemplar parcial de la “Crónica de Nurenberg”, de unos cinco siglos de antigüedad. La edición es, en concreto, del año 1493, está en alemán y fue impresa por Anton Koberger.

Este libro es un clásico de la literatura universal, estaba muy bien ilustrado y es considerado uno de los que primero se enviaron a la imprenta

La “Crónica de Nuremberg” es un clásico de la literatura universal y está considerado uno de los primeros libros que se mandaron a la imprenta allá por el siglo XV. Además, destaca por sus increíbles ilustraciones. En un principio, este clásico se envió a imprimir sólo en dos lenguas: latín y alemán.

Sanders contó que quedó totalmente “atónito” ante el hallazgo, y no sólo por que apareciera ante sus ojos un ejemplar verdaderamente histórico, sino también por el lugar dónde se le presentó Utah: “Podríamos ver muchos libros mormones raros y otros tesoros, pero no esperas encontrar un libro de cinco siglos de antigüedad“, puntualizó.

Si bien el dueño del libro se negó a ser identificado, Sanders especificó que, según le contó entonces, esta particular edición le fue heredada por un tío abuelo y que había permanecido en el ático durante décadas y décadas.

El experto en antigüedades afirmó además que este libro es auténtico: “Pasa la prueba del aroma. No estoy seguro de que exista un falsificador cuya ambición sea tan grande como para hacer un libro a mano para engañar a la gente”.

Más allá de que muchas de sus páginas se estén desprendiendo del lomo, la mayoría de sus hojas, hechas en papel algodón bond (y no con pulpa de papel como se hacen hoy en día) están bastante bien preservadas por la mayor durabilidad de su material.

A menos que suceda una calamidad o desastre, el libro durará otros 500 años”, sentenció Sanders. Un colega de este hombre, John Windle, opinó que esta obra podría tasarse hasta en un 1 millón de dólares, ya que un libro en estado similar fue vendido el año pasado en Londres por unos 850.000 dólares.

Imágenes Wikimedia 1 y 2

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...