Ice Cube, buscando la cuarta dimensión

Carlos Pérez de los Heros, Físico nuclear, doctorado en Israel y afincado en Suecia, investiga para EE.UU. en un proyecto que busca descubrir la cuarta dimensión

El físico nuclear coruñés Carlos Pérez de los Heros -doctorado en Israel y afincado en Suecia- es uno de los científicos que participa en un colosal proyecto estadounidense que abrirá la puerta a hallazgos propios de ciencia ficción como el descubrimiento de nuevas dimensiones ocultas.

El 99% del Universo es invisible ahora para la ciencia humana, pero la materia oscura que compone el Cosmos se hará visible en 2012, cuando el proyecto Ice Cube -un gigantesco detector de neutrinos que se está enterrando en la Antártida- esté finalizado.

La inmensidad del espacio es aún más sobrecogedora si pensamos que resulta prácticamente invisible para la tecnología humana. El mapa del Universo que somos capaces de percibir es apenas el uno por ciento del total. El 99% restante del Cosmos está formado por una hipotética materia oscura que nuestra ciencia es aún incapaz de detectar.

El fin de la ceguera que nos impide comprender la totalidad del Universo tiene sin embargo fecha: 2012. En ese año, estará finalizado el colosal proyecto científico que estadounidenses y europeos ultiman en la meseta central de la Antártida, la instalación de un gigantesco artefacto: el Ice Cube, el detector de partículas más grande del planeta.

Hundido a dos kilómetros y medio de profundidad en los hielos del Polo Sur, el Ice Cube afronta el reto de revelar la materia oscura del Universo mediante la detección de neutrinos -partículas elementales con una millonésima parte de la masa del núcleo más ligero que existe: el hidrógeno-. Este detector de neutrinos no sólo proporcionará una visión revolucionaria del Universo -al permitir ver el brillo de los objetos celestes en partículas elementales de materia y no en una limitada radiación electromagnética como hasta ahora-, sino que facilitará el hallazgo de nuevas fórmulas de energía y abrirá la puerta a conocimientos propios de la ciencia ficción como la existencia de nuevas dimensiones hasta ahora ocultas para el ser humano.

Ice Cube es un colosal proyecto en el que se han invertido cientos de millones de dólares -procedentes en su mayoría de Estados Unidos- y uno de los científicos participantes es el científico coruñés Carlos Pérez de los Heros, profesor de Física Nuclear desde 2000 en la universidad sueca de Upsala tras cinco años de doctorado en instituciones científicas de física nuclear en Israel, y miembro del equipo que puso en marcha el proyecto Ice Cube desde 1997.



El Ice Cube nos desvelará muchos secretos de los mecanismos y procesos físicos que tienen lugar en los cuerpos celestes. Uno de ellos es la materia oscura, la materia invisible. Sabemos que hay materia que no se puede ver y que representa el 99% del Universo. Esa materia tiene unas características que hacen que se pueda ver con un detector de neutrinos y los grupos suecos se han especializado en el proyecto Ice Cube en la búsqueda de la materia oscura. Y yo estoy en eso“, señala el físico coruñés.

Los neutrinos de alta energía se desplazan a una velocidad próxima a la de la luz y no se detienen nunca. Se desplazan en línea recta hasta los confines del Universo, atravesando las estrellas, los planetas y galaxias enteras como si no existieran. Trillones de neutrinos atraviesan la Tierra cada nanosegundo llevando consigo información crucial sobre el origen del Universo, pero hasta ahora han sido casi imposibles de detectar. Aquí es donde un telescopio de neutrinos entra en juego. Si se logra construir con éxito, veremos cosas nunca detectadas hasta ahora“, se entusiasma Carlos.

Carlos Pérez de los Heros no puede evitar sin embargo una reservada pausa de silencio cuando se le pregunta por la expectativa más sensacional que ha despertado el proyecto Ice Cube: la posibilidad de descubrir la cuarta dimensión. Cauteloso como todo científico ante posibles interpretaciones exageradas, se toma su tiempo antes de admitir que esa fantástica posibilidad es real.

A ver cómo lo explico… Imagínese que ve un césped desde muy lejos. Ve sólo una vaga superficie verde. Sin embargo, cuando se acerca, puede ver que hay estructura, que hay hojas, hierbas. Si mira desde lejos, no aprecia esas dimensiones. Eso sería más o menos lo que serían las dimensiones ocultas. En nuestra escala habitual sólo vemos tres dimensiones espaciales, pero podría haber otras mucho más pequeñas que sólo con aceleradores se pueden percibir. Y ahí entra la teoría: si esas dimensiones existen, por cuestiones de coherencia de las teorías que las describen, tiene que haber nuevas partículas que se mueven en esas dimensiones y que no vemos ni sospechamos en nuestras dimensiones. Y esas nuevas partículas podrían ser parte de la materia oscura. Detectar materia oscura puede ser una indicación muy indirecta, pero indicación, de que existen dimensiones hasta ahora ocultas para el humano“, aclara el científico coruñés.

El coruñés Carlos Pérez de los Heros es ya prácticamente un sueco. Abandonó España hace quince años para realizar un peculiar doctorado sobre física de aceleradores nucleares en el Instituto Weizmann de Israel -“fueron los primeros que contestaron a las solicitudes que envié a organismos científicos de todo el mundo”- y allí fueron a contratarlo los suecos.

Primero me ofrecieron un contrato de dos años, pero una vez aquí obtuve una plaza de profesor en la universidad de Upsala. La verdad es que me encuentro aquí vitalmente a gusto, aunque echo de menos algunas cosas, muy especialmente la comida“, confiesa con un poco de nostalgia.

Fuente: La Opinión

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...