Galeno: su gran aporte a la medicina

Fue, después de Hipócrates, el más grande médico de la Antigüedad; también fue padre de la fisiología experimental y de la polifarmacia.

Se trata, después de Hipócrates, del más grande médico de la Antigüedad, ya que sus estudios y observaciones fueron aplicados en la medicina durante 1.400 años.

Se lo considera, además, padre de la fisiología experimental (determinó la función de distintos órganos) y de la polifarmacia (empleó en gran escala purgantes, vomitivos, sangrías y mezclas de remedios).

Escribió más de quinientas obras, médicas y filosóficas (quedan unas ciento cincuenta), mayormente en griego y durante el siglo XI sus escritos se tradujeron al latín. Éstos constituyeron la base de la medicina medieval.

Nació en Pérgamo (actual Bergama, Turquía), hacia el año 130. Se interesó por muchos temas (agricultura, arquitectura, astronomía, etc.), hasta que se abocó a la medicina. Al morir su padre se fue a estudiar a Esmirna, Corinto y Alejandría.

En 157 regresó a Pérgamo y comenzó a trabajar como médico; en 162 Galeno se trasladó a Roma, donde obtuvo fama por las curas practicadas a miembros de familias patricias y por sus conferencias en público.

Fue médico de los emperadores Marco Aurelio, Cómodo y Septimio Severo, antes de volver a Pérgamo, donde murió en el año 200 (otros sostienen que fue en 216).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...