Detección remota de mentiras

Es obvio cuándo Pinocho miente. ¿Y qué hay de las pistas más sutiles? Los científicos dicen que tienen la base de un detector remoto de mentiras que monitorea el sudor, el pulso y la presión sanguínea sin que nadie lo note. Pero, ¿es ético?

Una nueva forma de monitorizar la presión sanguínea, el pulso y el sudor a distancia podría ser utilizada para ver en pantalla los signos vitales y para aplicar pruebas de detección de mentiras a las personas, sin su conocimiento o consentimiento. Mientras los investigadores hacen hincapié en que su trabajo sigue siendo sólo una prueba conceptual, una versión comercial que usa ondas sub-terahertz podría teóricamente monitorear a los pacientes a distancia, evaluar su rendimiento atlético, diagnosticar enfermedades y detectar mentiras. ¿Imagináis lo que podrían hacer con esta tecnología los directivos de Lidl?

Los recientes avances en la tecnología de creación de imágenes revelan que los conductos del sudor, unos diminutos tubos que conectan las glándulas sudoríparas con el exterior de la piel, son helicoidales, o como un sacacorchos. “En este momento no está claro por qué la naturaleza decide crear esos conductos de sudor como antenas“, dice el profesor y físico Aharon Agranat de la Hebrew University en Jerusalén, y co-autor de un estudio publicado en las Physical Review Letters.

Cuando el co-autor y colega, profesor Yuri Feldman, vio estas imágenes de las glándulas sudoríparas, le recordaron las antenas helicoidales a menudo usadas en clases de ingeniería básica. Al medir ciertos factores como la cantidad de vueltas, cualquier estudiante principiante de ingeniería eléctrica puede calcular la longitud de onda de energía con que la antena va a interactuar, dicen los físicos.

La longitud de onda de las glándulas sudoríparas humanas cae en el rango sub-terahertz, o rayos sub-T. Los rayos-T plenos han sido usados recientemente en una variedad de otras aplicaciones, desde develar obras de arte escondidas hasta encontrar armas ocultas. Los rayos-T, a diferencia de sus enérgicos rayos-X, son inofensivos.


Al crear una máquina que genera y detecta rayos sub-T, los científicos dicen que pueden buscar en qué longitudes de onda interactúan los millones de diminutas “antenas” enterradas dentro del órgano corporal más grande, la piel. Mientras que el sudor no produce rayos-T, la producción de sudor cambia la longitud de onda que es devuelta desde la antena conducto de sudor.

Si se miden estas longitudes de onda, los científicos pueden calcular a su vez cómo y dónde está sudando una persona.

En pruebas posteriores, los investigadores también midieron la presión sanguínea y el puso de manera remota, mediante el monitoreo de los tipos de sudor directamente vinculados con los cambios en estos signos vitales.

Actualmente, la única manera de medir la presión sanguínea es con una banda de presión inflable, o con un monitor quirúrgicamente implantado. La única manera de medir el sudor es a través de un complicado proceso que usa electrodos sobre una pequeña porción de piel.

El nuevo método puede hacer ambas cosas de manera remota y continuada.

Aunque con cierta cautela sobre la nueva investigación, James Wolff, doctor el Emerson Hospital en Concord, Massachusetts -no relacionado con el estudio-, dice que “esto podría abrir toda una nueva área de investigación“.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...