Bilingüismo en la educación infantil

Hoy saber una segunda lengua es vital, y si se la aprende de pequeño mucho mejor. Sirve a nivel personal y también en los ámbitos profesional y académico.

En un mundo tan globalizado tener una segunda lengua es vital, y si se la aprende de pequeño aún mejor. Según los especialistas, se recomienda la enseñanza de otro idioma a partir de los tres años, cuando ya se logró desarrollar la lengua natal (ésta se debe aprender primero sí o sí).

Los expertos aseguran que desde el nacimiento y hasta los 12 años se desarrolla la maduración neurológica del aprendizaje y es donde se puede aprender idiomas con mayor facilidad que en años posteriores, debido a que la comprensión es flexible y a que no existe el miedo a la crítica por equivocaciones en la pronunciación o en la escritura.

Deben estar presentes varios aspectos fundamentales para aprender bien un idioma, como un buen modelo que imitar (se les debe pronunciar correctamente las palabras), oportunidades de práctica (incentiva la motivación para aprender a hablar otro idioma), motivación (reconocerles el esfuerzo sobre lo aprendido), orientación (corregir los errores).

Aprender otra lengua será vital para su futuro, ya que será beneficioso tanto a nivel personal como en los ámbitos profesional y académico. El aprendizaje de otro idioma aporta cultura, y esto permite a la persona tener una forma de pensar más abierta y adaptable.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...