Único eclipse de Sol del año visible desde Europa

Los aficionados a la Astronomía están de enhorabuena: cuatro eclipses de Sol y dos de Luna se producirán el próximo año. El primero de ellos, solar, será el único visible desde la península ibérica y será de tipo parcial. Se producirá en próximo día cuatro de enero.

 

Comienza un nuevo año y los aficionados a la Astrofísica deben ir haciendo sus planes respecto a los eclipses de Sol y Luna que podrán observar. En lo que respecta a los primeros, se producirán cuatro durante este periodo pero tan sólo uno parcial será visible desde Europa. Y no quedan muchos días.

Se producirá el día cuatro de enero, es decir, la próxima semana. Como indicábamos, no será de tipo total, es decir, no tapará por completo el Sol. Este fenómeno se produce cuando la Luna, en su movimiento de rotación en torno a la Tierra, se interpone entre ésta y el Sol pero no logra cubrirlo completamente sino sólo de modo parcial.

Foto de un eclipse parcial de Sol

Vista de un eclipse parcial de Sol

Esto ocurre debido a que la Luna está más alejada de la Tierra, de tal suerte que su cono de sombra no puede ocultar por completo al Sol. De hecho, si se observa un eclipse parcial desde distintos puntos de nuestro planeta, el grado de ocultación del disco solar varía.

El que se producirá el próximo día cuatro de enero será especialmente visible desde la península ibérica. Y los aficionados deberán madrugar, ya que comenzará muy temprano. De hecho, cuando el Sol salga, el eclipse ya se habrá iniciado. La hora local en que mejor podrá observarse, no obstante, será un poco más tarde: entre las ocho y las nueve de la mañana según las distintas provincias.

Por otra parte, mientras en la zona este peninsular el Sol será visible antes del nivel máximo del fenómeno, en la oeste será al contrario: el Sol será visible después del máximo del eclipse. Igualmente, en el norte el grado de ocultación alcanzará al sesenta y cinco por ciento de la superficie solar mientras que en el sur será un poco menor: en torno al cincuenta por ciento.

Asímismo, aunque se trate de un eclipse parcial, no debemos olvidar protegernos. Tanto en el periodo de más intensidad de éste como en los momentos anterior y posterior, nunca debemos mirar con los ojos desprotegidos al Sol, ya que ello puede producir daños permanentes en la vista.

Lo ideal es llevar puestas unas gafas con protección fuerte, del tipo que brindan los cristales que se utilizan en soldadura para salvaguardar los ojos o, en su defecto, otro tipo de lentes que garanticen un alto grado de protección. Un óptico será en estos casos nuestro mejor consejero.

Fuente: Noticias de Ciencias.

Foto: Eclipse de Sol: Antonio Santos en Arte y Fotografía.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...