¿Qué es el planeta Kepler-186f?

Fuera del sistema solar se ha descubierto otro planeta que podría llegar a albergar vida debido a las características por las que está formado.

El Kepler-186f es un nuevo planeta

Dicen los expertos en astronomía que todavía queda muchísimo que explorar y descubrir en el espacio. El investigar dejando atrás el Sistema Solar en el que se encuentra la Tierra ha permitido que comiencen a encontrarse demostraciones de la existencia de vida en otros planetas o, al menos, de la posibilidad de que exista.

Esto se debe al descubrimiento de planetas que se parecen al nuestro y que están en una posición que también da pie a que puedan ser reales. Los científicos han determinado una zona de rigor para entender la situación de estos planetas y su viabilidad en cuanto a la posibilidad de que exista vida en ellos. ¿Requisitos? Que el planeta esté orbitando su estrella correspondiente de una manera correcta. Esto les daría la opción de tener muchos de los elementos que existen en nuestro planeta, como ríos que tuvieran agua líquida.

De esta manera se rompe con el estereotipo de planeta que está totalmente congelado o que es caluroso como el infierno, de cuyos rasgos se pueden deducir algunos de los factores fundamentales a la hora de buscar estos planetas. En relación a esto se ha descubierto hace poco el Kepler-186f, uno de estos planetas posiblemente aplicables a que exista vida en ellos y de parecido con el nuestro.

El planeta Kepler-186f es rocoso y extrasolar. Sus dimensiones encajan con las de la Tierra, algo que no siempre ha sido habitual, dado que en muchos casos el tamaño ha aumentado, según registros, de una manera considerable. La comparación sobre el aspecto que podría tener el planeta se asemeja no solo con nuestro planeta, sino también con Marte o Venus. Un dato importante a valorar es que se encuentra en la zona que llega a ser habitable de su estrella, lo cual es un paso y elemento fundamental a fin de llegar a determinar si es posible que pueda existir vida en él.

Otra de las diferencias de este planeta es que la estrella que orbita no es ni siquiera parecida al sol. En realidad es mucho más fría y pequeña. Es un tipo de astro que se suele dar en muchos lugares de la galaxia, resultando más común de lo que pudiéramos imaginar. Por otro lado, los años en Kepler-186f duran solo 130 días y el radio del planeta es de 1,1. Dentro del sistema de planetas de la estrella que orbita, el Kepler-186f es el que se encuentra más alejado de todos. Su estudio llevará tiempo, pero existen esperanzas de que albergue algo que se desconozca.

Vía: El Mundo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...