Los astrónomos avistan el primer exoplaneta rico en carbono

Científicos norteamericanos han descubierto el primer exoplaneta rico en carbono. Según la revista Nature, el llamado WASP-12b posee una anormal estructura térmica y una inesperada composición.

 

Los enormes avances que se han producido en la tecnología a lo largo de los últimos años han propiciado que, hoy día, se estén realizando grandes progresos en la investigación del espacio, con nuevos avistamientos de estrellas y planetas.

Uno de los últimos hallazgos es el realizado por un grupo de astrónomos norteamericanos de la Universidad de Florida y del Instituto Tecnológico de Massachussets que han descubierto el primer exoplaneta –o planeta exterior a nuestro Sistema Solar- rico en carbono.

Dibujo artístico de un exoplaneta

Recreación artística de un exoplaneta

Lo han bautizado con el nombre de WASP-12b y es un gigante gaseoso que se encuentra a unos mil doscientos años luz de distancia, orbitando en torno a una estrella semejante a nuestro Sol.

Los investigadores han observado, mediante el telescopio Spitzer de la NASA, la luz del planeta en el momento en que se desplazaba por detrás de su astro. A continuación, hicieron un análisis químico de los parámetros obtenidos y, posteriormente, los compararon con el comportamiento de otros gases en las mismas condiciones para conocer con certeza la composición de su atmósfera.

De este modo, hallaron metano, un gas que no suele darse a las elevadas temperaturas que presenta este planeta, pero sobre todo una alta concentración de carbono, mucho más grande de la que existe en los planetas de nuestro Sistema Solar.

Ello influye de manera muy importante en la composición química de WASP-12b: al tener abundancia de carbono y escasez de oxígeno, sus minerales están constituidos por carbono puro en tipos como diamante o grafito.

Así lo explica Joseph Harrington, uno de los responsables de la investigación, “en la mayoría de los planetas, el oxígeno es abundante. Éste da lugar a piedras, como el cuarzo, y a gases, como el dióxido de carbono”. Sin embargo, “con más carbono que oxígeno, se obtendrían rocas de carbono puro, como el diamante o el grafito y grandes cantidades de gas metano”.

Por otra parte, puesto que el carbono es un elemento fundamental para la vida, otra incógnita que se plantea es si ésta podría darse en WASP-12b. El propio Harrington señala: “No descartaría ningún planeta frío como posible refugio de la vida, con independencia de cuál sea su química”. No obstante, el ahora descubierto resulta demasiado caliente –sus temperaturas diurnas alcanzan los 4700 grados Fahrenheit– debido a la cercanía que presenta a su estrella. De hecho es el segundo planeta más caluroso que se ha medido hasta ahora.

Por tanto, lo lógico es pensar que en él no exista vida. Su importancia reside más bien en la novedad de su estructura térmica, muy distinta de lo que hacían pensar los modelos conocidos, y en su inesperada composición.

Fuente: Servicio de Información y Noticias Científicas.

Foto: Exoplaneta: NASA Goddard Photo & Video en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...