Viajar y aprender idiomas

El hecho de realizar un viaje siempre resulta placentero. Podemos conocer a otras personas, ver otras formas de entender la vida, otras culturas, visitar monumentos, y, si aprovechamos el tiempo, aprender el idioma. Hemos intentado en este post ofrecer algunas alternativas para que el viajero inquieto pueda disfrutar de todo ello. Como no es posible abarcarlo todo, nos hemos centrado en cuatro destinos – Londres, Florencia, San Petersburgo y Pekín – que permiten alternativas diferentes en lo referente a idiomas, cultura, arte y costumbres.

Todos estaremos de acuerdo en que viajar es un placer. Podemos hacerlo para descansar, para conocer otras culturas, para buscar diversión nocturna, para visitar monumentos, para aprender idiomas o por cualquier otra razón. Pero no cabe la menor duda de que lo ideal es poder hacerlo todo a un tiempo. Intentaremos en estas lineas presentar algunas ideas sobre destinos turísticos en los que todo ello es posible.

Si nos disponemos a realizar una excursión a algún lugar fuera de nuestro país, lo primero que debemos hacer es buscar el medio de transporte. Generalmente, para distancias largas utilizaremos el avión, dado que hoy, con los vuelos baratos, casi resulta más económico que el autobús o el tren.

Igualmente, buscaremos un alojamiento, de acuerdo con nuestras posibilidades, que nos resulte interesante por su ubicación, su calidad, o los servicios que nos ofrece. Existen en la web un sin fin de páginas que incluyen información sobre todos estos servicios, así como la capacidad de contratarlos online. De entre ellas, resulta especialmente interesante ViajesyOfertas.net, puesto que, a la amplísima cantidad de referencias que presenta, aptas para cualquier bolsillo, y a la información que proporciona sobre cualquier parte del mundo, añade enlaces a otras páginas para realizar consultas.

ViajesyOfertas.net nos ofrece consejos para seleccionar un destino y como reservarlo, nos orienta sobre qué vacunas son necesarias en algunas partes del mundo, nos ofrece mapas de distintos lugares, el tiempo que nos podemos encontrar, un convertidor de divisas, e incluso un blog con opiniones sobre algunos destinos. También cuenta con la ventaja de que nos permite comparar, en una sola web, todas las ofertas que se encuentran disgregadas por diferentes páginas de internet.

Como resultaría imposible en este pequeño artículo hacer referencia siquiera a todos los lugares que merece la pena visitar, presentaremos únicamente algunos que, por cumplir la doble condición de ser merecedores del viaje y de poder, en ellos, realizar breves cursos para aprender el idioma, se adaptan a nuestras intenciones.

Si queremos aprender un idioma, qué mejor que el más hablado en el mundo. Podríamos comenzar por visitar Londres. Allí encontraremos desde los típico pubs ingleses donde tomarnos una pinta de cerveza hasta tiendas – destacan las de Bond Street : Harrod’s, Coco Chanel, etc – y mercados para realizar compras – como Covent Garden – y, sobre todo, muchas cosas que ver. Por citar algunas de ellas, mencionaremos la famosísima Torre de Londres, las casas del Parlamento,con su Big Ben, la Abadía de Westminster, el palacio de Buckingham, la catedral de San Pablo, el Hyde park, y muchos museos – el Británico, el de Ciencias, la National Gallery, el Tate modern, etc – cuyas temáticas abarcan todos los campos de la cultura. Precisamente, en Viajesyofertas.net encontramos una sección dedicada a la ciudad de Londres.

Un vuelo a Londres desde cualquier ciudad española hoy puede costarnos, en una linea de low cost, en torno a cincuenta euros ida y vuelta. Para alojarnos, existen hoteles de todas las categorías. Uno de categoría media puede salirnos por unos setecientos euros la quincena – por persona –  en habitación doble.

Existen, asímismo, un elevado número de academias donde dar nuestros primeros pasos en la lengua de Shakespeare o perfeccionarnos en ella.

Si estamos más interesados en aprender una lengua latina, como el italiano, un destino perfecto sería Florencia, cuna del Renacimiento y una de las ciudades más hermosas del mundo. Un vuelo low cost a Florencia puede salirnos por unos 130 euros, ida y vuelta. Los hoteles son algo más caros. Uno corriente, de una estrella, se eleva a unos 700 euros por persona la habitación doble para quince días.

Enumerar los monumentos que se pueden visitar en Florencia – su centro urbano es patrimonio de la humanidad –  nos llevaría un libro entero. Citaremos algunos de los más conocidos. El Duomo o catedral de Santa María del Fiore, edificada en el siglo XIV concentra una cúpula realizada por Brunelleschi, frescos de Giorgio Vasari y un campanario externo obra de Giotto. Cercano se halla el Baptisterio con paneles de Ghiberti. La Piazza Della Signoria es la Mayor en Florencia. Allí se encuentra el Palazzo vecchio o Ayuntamiento, la Logia dei Lanzi, la fuente manierista de Neptuno, de Ammannati, una réplica del David de Miguel Ángel y otra esculturas relevantes. La Galería de los Uffizi es el primer museo del mundo en lo referente a pintura renacentista. En él se exponen obras de Rafael, Botticelli – el famoso “Nacimiento de Venus” – , Della Francesca, Lippi, Miguel Ángel, etc. El Bargello es el museo de escultura, donde podemos ver el “David” de Donatello y el “Baco” de Miguel Ángel, entre otros. Precisamente el “David” del citado Buonarrotti se halla expuesto en la Galería de la Academia. En fin, citemos la Basílica del Santo Spirito, la de San Marcos, el Ponte Vecchio, la Piazza Della Republica…..

Por su parte, un curso de dos semanas de italiano en Florencia ronda los 340 euros, a los que, en caso de desear alojamiento, habría que añadir unos 300 de alojamiento en casa de familia o piso compartido.

Quizá nos interese un idioma un poco menos común, como el ruso. Para aprenderlo, que mejor destino en Rusia que San Petersburgo, la llamada “Venecia del norte” por estar hecha a semejanza de ésta, fundada por el zar Pedro el Grande, y que fue capital de Rusia desde 1.712 hasta 1.918. En buena lógica, dada la distancia, el vuelo será algo más caro. En low cost, podemos ir y volver de Madrid a la ciudad rusa por unos 320 euros. El alojamiento supondrá unos 700 euros por persona, en hotel medio y habitación doble.
Debemos señalar que estos precios de viaje y alojamiento se refieren en todos los casos a los meses de invierno y reservando anticipadamente vía ViajesyOfertas.net.

San Petersburgo es en sí misma una joya digna de ver. Pero algunas visitas obligadas son la catedral de San Isaac, famosa por la cúpula dorada que presenta, la de San Pedro y San Pablo, la de la Santa Trinidad, el monasterio de Alejandro Nevski, el palacio Pavlovsk, el Konstantinovski, etc.
En cuanto a nuestro aprendizaje, un curso de dos semanas en esta ciudad supone unos 500 euros. Si deseamos alojarnos en una casa de familia o en un piso compartido, también podemos hacerlo. En este caso, el precio del curso se incrementaría en unos 300 euros.

Pero si, hoy en día, hay un idioma de moda, éste es el chino, debido al número de personas que lo hablan y a las oportunidades comerciales que propicia. También podemos desplazarnos a la capital, Pekín, para aprender la lengua. Es un destino más exótico y, por lo mismo, muy interesante. Volar desde Madrid a Pekín en low cost sale por unos 530 euros buscando a través de ViajesyOfertas.net por persona, ida y vuelta (con una escala). El alojamiento hotelero pekinés no resulta excesivamente costoso : un hotel medio puede suponer en torno a 500 euros por persona en habitación doble por una quincena.

A pesar de los destrozos de la Revolución Cultural maoísta, que demolió los “hútòng”, aún existen en Pekín muchas atracciones monumentales. Por supuesto, la Gran Muralla, con la ampliación de Badaling, la Ciudad Prohibida, el Templo del Cielo, el Palacio de Verano, las Tumbas Ming, el Museo del Hombre en Zhoukoudian (Patrimonio Mundial de la Humanidad), y, por su valor simbólico, la Plaza de Tian´anmen, son algunas de ellas.

En lo referente al idioma, también podemos realizar cursos, aunque en dos semanas, dada la complejidad del chino para un occidental, poco lograremos aprender. No obstante, un curso de dos semanas puede costarnos unos 400 euros. Y también nos ofrecen alojamiento : un apartamento compartido puede salirnos por unos 250 euros.

En la web que citábamos, ViajesyOfertas.net, encontramos oportunidades de contratar vuelos y hoteles al alcance de cualquier bolsillo, tanto del más pudiente, como del más modesto, a cualquiera de estos destinos.

Hemos tratado en estas lineas, modestamente, de ofrecer algunas ideas para el viajero inquieto al que le guste aprender idiomas y visitar otras culturas, otras formas de entender la vida, todo lo cual, en suma, es una fuente de enriquecimiento personal. Esperamos haberlo logrado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...