¿Quién es Winnie the Pooh?

Nos remontamos a los orígenes de Winnie the Pooh para descubrir cómo y cuándo nació exactamente este personaje popularizado por Disney.

El oso Winnie the Pooh

Winnie the Pooh es el nombre de uno de los personajes de ficción más famosos en el mundo de los cuentos infantiles modernos, de los dibujos animados y de las películas. Si bien en la actualidad la versión más reconocible es la de Disney, que desde el año 1966 lleva triunfando con el personaje, el osito en realidad dispone de multitud de otras versiones que han acompañado a los niños de distintas generaciones a lo largo de los tiempos.

Su aspecto de osito de peluche coincide en todas las versiones, con un diseño u otro y unos colores más o menos característicos. El origen del personaje se remonta al año 1924, cuando el novelista A. A. Milne lo utilizó en el libro de poesía When We Were Very Young. Dos años más tarde llegaría un libro recopilando las historias escritas por Milne sobre el osito Winnie the Pooh, el cual se convertiría en un éxito más que notable de la época. A partir de ese momento la fama del oso continuó adelante, llegando a su punto de inflexión el día en el cual se estrenó su debut en cines de la mano de Disney. Desde entonces ha sido una marca muy reconocible, uno de esos personajes que gustan a los niños que después se convierten en padres y que lo recuperan para sus hijos, convirtiéndose en un personaje multigeneracional.

Si buscamos, eso sí, los orígenes auténticos del personaje, hay algo más que simple inventiva procedente de la mente del escritor antes mencionado. Se combinaron varios factores para la creación del oso, pero todo se remontó a la existencia de un auténtico oso, una hembra. Esta fue vendida a un militar llamado Harry Colebourn durante el transcurso de la Primera Guerra Mundial. Se convirtió en la mascota del regimiento y obtuvo una gran popularidad, pero después Colebourn decidió dejarla en el Zoo de Londres para proseguir su trabajo en el frente. Una vez terminó la guerra, Winnie, que recibió el nombre inspirado por la ciudad de Winnipeg en Canadá, siguió en el zoo.

Allí fue donde la osa se encontró con Christopher Robin Milne, el hijo del autor, que quedó prendado del encanto del animal. Como es habitual, el niño le pidió a su padre que le comprara un osito de peluche y, siguiendo las pautas habituales entre los más pequeños, Christopher Robin decidió llamar a su nuevo amigo Winnie. Esto llevó a que posteriormente Milne recibiera la inspiración sobre cómo llamar a su personaje y también utilizó el nombre de su hijo, a quien convirtió en el personaje de ficción que durante décadas ha acompañado a Winnie the Pooh en sus aventuras.

Aunque del oso real no queda rastro debido a cuestiones lógicas, los visitantes de la Biblioteca Pública de Nueva York pueden ver el osito de peluche que perteneció a Christopher Robin. A. A. Milne falleció a los 74 años de edad tras convertirse en un autor de gran éxito y su hijo, Christopher Robin Milne, falleció a los 75 años en 1996.

Vía: WikiPedia

Foto: Disney

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...