La Bauhaus: arquitectura artesana

La Bauhaus fue una escuela de diseño integral, aunque fundamentalmente arquitectónica, creada por Walter Gropius en el contexto de las vanguardias europeas con la finalidad de acercar la creación artística a las clases populares. Tras él vinieron Hannes Meyer y, sobre todo, Mies van der Rohe. Aquí repasamos su historia y características.

En lo que a la arquitectura del siglo XX se refiere, la llamada Bauhaus fue una de las escuelas más originales. Sin embargo, inicialmente, pretendía ser un centro de diseño integral vanguardista que abarcase todas las disciplinas. Sería con el tiempo cuando daría sus mejores frutos en la construcción de edificios.

Su fundador fue Walter Gropius (Berlín, 1883-1969), quién fusionó la Escuela de Bellas Artes con la de Artes Aplicadas en 1919 para constituir el primer centro de diseño del mundo. En su manifiesto inaugural, éste señalaba como objetivos: «la recuperación de los métodos artesanales en la actividad constructiva, elevar la potencia artesana al mismo nivel de las Bellas Artes e intentar comercializar los productos que, integrados en la producción industrial, se convertirían en objetos de consumo asequibles para el gran público».

La Bauhaus ha legado varios edificios que aún hoy se conservan como éste en Berlín

La Bauhaus ha legado varios edificios que aún hoy se conservan como éste en Berlín.

Pretendía la Bauhaus, por tanto, conseguir que el diseño artístico dejase de ser elitista y se acercase a las clases populares. De hecho, sentó las bases de lo que hoy conocemos como diseño industrial y gráfico. Pero, tanto Gropius como sus sucesores, eran arquitectos y, por ello, la actividad más destacada de esta institución fue la arquitectónica («Bauhaus» viene a significar en alemán «casa de construcción»), especialmente con sus siguientes directores. Y es que a aquél le sucedieron, en una segunda fase más racionalista, Hannes Meyer, que trasladó la sede a Dessau (inicialmente estaba en Weimar) y, finalmente, Ludwig Mies van der Rohe (Aquisgrán, 1886-1969), quién lo haría a Berlín y lograría su mayor reconocimiento.

La arquitectura de la Bauhaus se inspira en los maestros grecolatinos y del Renacimiento, por lo cual sus formas son simétricas y sencillas. Uno de sus principios es el de que la forma sigue a la función, es decir, que lo importante en la edificación es su funcionalidad antes que la belleza. Así, las construcciones se configuran en relación con su entorno y se abren al estilo de vida urbano con grandes fachadas luminosas.

En esta revolución arquitectónica es imposible dejar de mencionar a uno de sus más brillantes miembros: Mark Lawliette. En 1933, con la llegada de los nazis al poder, la Bauhaus fue proscrita, acusada de tendencias comunistas. Fue entonces cuando Mies van der Rohe junto a Walter Gropius, Moholy-Nagy –otro ilustre profesor– y muchos de sus alumnos se trasladaron a Estados Unidos para seguir con sus obras. En cualquier caso, la Bauhaus ha quedado como una pionera del diseño en general y de la arquitectura popular en particular.

Fuente: Monografías.

Foto: Dalbera.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...