¿Cómo termina The Walking Dead?

Resumimos el final del cómic de The Walking Dead para contaros qué ha pasado con su protagonista y los demás personajes.

Ya ha pasado más de un año desde que el cómic de The Walking Dead, en el que se inspira-basa la famosa serie de televisión, llegara a su final. A continuación vamos a hablar de spoilers del cómic, por lo que os recomendamos que tengáis precaución si no lo habéis leído y queréis hacerlo sin que os hayáis destripado información. Respecto a la serie, podríamos decir que estáis bastante a salvo, puesto que las diferencias entre serie y cómic son tan abismales que posiblemente no tengáis que preocuparos por nada.

El desenlace del cómic llegó dejando una sensación entre molesta y sorprendente, puesto que un número después de haber matado a Rick Grimes, el incombustible protagonista de la saga, el autor cerró la historia sin haber avisado de cuáles eran sus intenciones. Los lectores seguían pensando que disfrutarían del cómic durante años, pero de la noche a la mañana se encontraron con el final del mismo. Además, el autor, Robert Kirkman, resolvía la papeleta del final con un salto en el tiempo hacia el futuro, de manera que pudiéramos ver cómo se habían instalado los personajes supervivientes.

Así veíamos que Carl, el hijo de Rick, ya fallecido en la serie, había ocupado su lugar. Adulto, casado con Sophia (la hija de Carol, fallecida en la serie) y con una hija, Andrea (este personaje no tuvo la misma representación en el cómic que en la serie, lo que explica el detalle de honrar su nombre). Viven tranquilos en el campo, pero de repente un caminante se cuela en la casa de la familia.

Carl tiene mucha experiencia eliminando a caminantes y además acaba con él de una forma contundente y curiosa: con la katana de Michonne. Por lo que cuentan otros personajes, hacía 10 años que no se veía a un caminante en una zona habitada como la suya. Se descubre que el motivo de su presencia se encuentra en que es uno de los caminantes que han escapado de un espectáculo ambulante que dirige Hershel Greene, el hijo de Maggie y de Glenn. Viaja de pueblo en pueblo cobrando a los ciudadanos para que vean a los caminantes en un entorno seguro.

Debido a cómo ha eliminado al caminante, que era propiedad de Hershel, Carl tiene que presentarse en un juicio que está presidido por Maggie, ahora juez de la región. Le condenan a que busque un nuevo caminante que pueda ocupar el lugar del que eliminó. Pero lo que termina haciendo es matar al resto de los caminantes que Hershel tenía a su disposición para el espectáculo.

Vemos cómo Carl tiene su propio trabajo en este mundo. Actúa como mensajero y recorre buena parte de las localizaciones en las que hay comunidades. Los lectores descubren que Rick Grimes no ha sido olvidado y que el mundo le recuerda como una leyenda, un personaje legendario que ayudó a que la humanidad sobreviviera y a que todo llegase al lugar al que ha terminado llegando. La política entre comunidades es cada vez más seria y organizada y se nota que el mundo ha evolucionado para ir, poco a poco, recuperando la normalidad.

Carl se cruza con Lydia, la hija de Alpha, de los Susurradores, que tiene el sombrero de Rick, y que deja claro que sigue enamorada del ahora nuevo protagonista. Luego Carl pone rumbo hacia una casa de Springhaven en la que hay una tumba de Lucille. El hijo de Rick deja bolsas de comida en la puerta y se marcha. No tiene contacto con Negan, porque este se ha convertido en un ermitaño, pero tienen ese curioso vínculo que desarrollaron en la relación de amor-odio forjada años atrás.

Otros personajes que siguen vivos son Jesús y Aaron, además de Eugene, que está construyendo la vía de tren que conectará las dos ciudades y conseguirá que el mundo se encuentre de nuevo comunicado por una vía de transporte segura. Allí podemos ver también a Laura, la mujer de Dwight, al que Rick mató tiempo atrás.

Cuando Carl vuelve de su trabajo se encuentra con problemas, puesto que matara a los demás caminantes de Hershel no ha sido algo bien recibido. Le llevan ante la juez suprema y descubrimos que es Michonne. Carl se defiende explicando que no puede permitir ver un caminante vivo porque sabe lo fácil que sería que todo volviera a ser como antes si se produjera un ataque y hubiera más personas que se convirtieran en caminantes. Convence a Michonne y después el propio Hershel le explica a Carl el motivo por el cual lleva su circo ambulante de caminantes por las ciudades.

Le cuenta que lo que quiere es que la gente no olvide cómo era el mundo antes y los peligros que existían. Carl se siente un poco mal, porque sabe que Hershel no conoció a su padre y que no recibió de él ese tipo de educación sobre lo moral y no moral. Después vuelve a casa y su hija Andrea le pide que le lea su libro favorito, un libro que trata sobre su abuelo, Rick Grimes, y todo lo que hizo por el mundo. Carl le recuerda a la niña lo grande que fue su abuelo y podemos ver entre escenas de los personajes conocidos que han sobrevivido para llegar a ser ancianos, todo gracias a los esfuerzos de Rick y la forma en la que les lideró.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...