Como escribir un proyecto

En varios momentos de la vida podemos encontrarnos frente a la hoja en blanco con la necesidad, de expresar y ordenar un proyecto. La redacción del mismo, y el orden de las partes será nuestra carta de presentación por lo que su estructura será fundamental.

Lograr  desarrollar un proyecto que se tiene  en mente, o poder plasmar una investigación o estudio sobre un tema específico es más fácil si se logra ubicar de buena manera la información de la que se dispone.

Para ello, hay pasos indispensables a seguir.

En primer lugar es imprescindible la  “elección del tema”: se trata de definir sobre que se quiere hablar, o que es lo que se pretende realizar. Aquí, es fundamental la precisión, pues no se puede abarcarlo todo y siempre es mejor empezar por algo pequeño y realizable.

Luego llegan los “fundamentos”: como su nombre lo  indica se señalan las causas  y razones que nos llevaron a  la realización del proyecto.  La idea es justificar la propuesta de manera tal que logre convencer a quien la lea de la pertinencia del tema y la acción.

Los Objetivos conforman una de las partes más importantes de la elaboración de un proyecto.  Se trata de establecer el ¿para qué? Del mismo.  Puede haber un objetivo principal, del que se desprenden objetivos específicos, o muchos objetivos de la misma  magnitud. La cantidad no es tan importante como la pertinencia de los mismos. Todos ellos deben ser posibles de realizarse.

Para redactarlos en muy importante la utilización de verbos, ya que los mismos establecen acciones que pretende resolver el proyecto.

Otro punto a tener en cuenta es el “Impacto”: se trata de prever en que afectará nuestro proyecto a la sociedad toda y a sus individuos. En que colaborará y como estará inserto en la vida cotidiana de las personas a las cuales atañe.

Por otro lado es menester elaborar un  presupuesto que especifique los  costos y los rubros necesarios para  poner en marcha un trabajo como éste.

A partir de allí se realizara un cronograma de Actividades, en donde se desarrollara el orden y los tiempos dispuestos para llevar a cabo el proyecto.

Para finalizar el  Seguimiento y Evaluación especificará de qué manera se sostendrá y seguirá el correcto funcionamiento de la empresa emprendida. A partir de allí, se arribará a los  Resultados y Conclusión.

No debe olvidarse nunca mencionar  la bibliografía consultada a la hora de elaborar el proyecto.

Fotografía:  rakka_pl  en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...