Instagram, retocar y compartir fotografías

Instagram es una aplicación creada para iPhone que permite retocar y compartir fotografías y que funciona de forma similar a Twitter. Pese a su corta vida -apenas diez meses-, ya cuenta con millones de usuarios en todo el mundo y continúa creciendo. Aquí explicamos su funcionamiento.

El mundo de las telecomunicaciones es apasionante por la cantidad de posibilidades que nos brinda pero, sobre todo, porque se encuentra en continua evolución y constantemente está apareciendo aplicaciones nuevas.

Una de las más recientes es Instagram, que en apenas diez meses ha logrado tener millones de usuarios en todo el mundo y que se inscribe en el mundo de las redes sociales aunque con no pocas peculiaridades.

Foto de un collage realizado con Instagram

Collage de fotografías realizado con los filtros de Instagram

De hecho, podríamos decir que Instagram es, básicamente, una red social pero de fotografía. Se trata de una aplicación (podéis descargarla gratuitamente aquí) diseñada por Kevin Systrom y Mike Krieger para el iPhone y el iPod Touch que permite retocar fotos mediante sus filtros y luego compartirlas con todos.

En este sentido, el sistema de amigos que plantea es muy similar al de Twitter, pues, como éste, se basa en ‘followings’ y ‘followers’, esto es, en gente a la que seguimos y gente que nos sigue a nosotros.

Los primeros son aquéllos cuyas fotos aparecen en nuestro muro y, por tanto, podemos ver, además de poder agregar a nuestros contactos de otras redes sociales para que también las contemplen. Y los segundos son quienes ven las fotos que nosotros publicamos y que también pueden agregar a sus contactos. El muro de actividad que nos proporciona Instagram es, lógicamente, el sitio donde podemos contemplar las fotos que publican aquéllos a quienes seguimos y las que colocamos nosotros mismos.

En cada imagen que aparece en él se adjuntan dos opciones: “me gusta” y “comentar”. En ésta última podemos opinar sobre las imágenes que han subido nuestros amigos y, de forma inversa, ellos pueden dejar sus opiniones sobre nuestras fotos. Para publicar y compartir una foto, la mecánica no puede ser más sencilla. En la aplicación, vamos a la opción ‘compartir’, donde se nos brindan dos posibilidades: o bien hacer una foto o bien elegirla de nuestro archivo.

A continuación, podemos editarla a nuestro gusto usando cualquiera de los doce filtros diferentes que Instagram posee. Y, por último, le daremos un nombre a la imagen y una ubicación –ésta última es opcional- para compartirla en las redes sociales más populares, desde Twitter hasta Facebook pasando por Flickr, Posterous, Tumbir o Foursquare.

Las imágenes que los usuarios suben de este modo poseen la frescura de lo cotidiano y espontáneo –desde un peculiar suceso en plena calle hasta un paisaje- y su elaboración puede revelar al artista que llevamos dentro.

Fuente: Treyvelan.

Foto: Collage realizado con Instagram: Ragesoss en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...