¿Qué son las ETS?

Las ETS son enfermedades de transmisión sexual

Gonorrea

Las enfermedades de transmisión sexual son un conjunto de afecciones clínicas contagiosas que se transmiten de persona a persona por medio de contacto sexual sobre todo si no se toman precauciones, como utilizar preservativo. Se pueden transmitir de diversas maneras ya sea a través de sexo vaginal, sexo oral o sexo anal. Para prevenir este tipo de enfermedades que se contagian tan fácilmente es bueno que las conozcamos y que sepamos cómo se contagian y cómo se deben prevenir. Obviamente la mejor manera es la abstención y sino deberemos practicar sexo seguro.

Si no conocemos a la otra persona con la que mantenemos relaciones o no es nuestra pareja, deberemos usar siempre preservativo ya que es el único método anticonceptivo que previene de este tipo de enfermedades. Además si padecemos alguna ETS tenemos que ser conscientes de que podemos contagiar a otras personas. Actualmente la mayoría de este de tipo de infecciones se curan aplicando tratamiento, así que si alguna vez sufrimos alguna será algo molesta pero debemos saber que con la medicación adecuada solo será cuestión de unos días.

Una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes es la gonorrea. Causada por una bacteria suele aparecer y multiplicarse en zonas húmedas y tibias del aparato reproductor. Lo pueden sufrir tanto hombres como mujeres y los síntomas suele identificarse por el dolor al orinar o por una secreción o sangrado vaginal no usual. La sífilis también producida por una bacteria suele instalarse en las membranas mucosas de los genitales, la boca y el ano. Aunque la bacteria se transmite con las relaciones sexuales también es posible contagiarse si tenemos contacto directo con la herida.


Otro tipo de ETS que tienen un carácter más grave son el papiloma humano y el VIH. La enfermedad del papiloma humano nace de un virus que se suele transmitir por vía sexual, pero también  puede contagiarse en lugares como piscinas o saunas. Esta enfermedad se manifiesta a través de unas pequeñas verrugas que aparecen en el área genital. Se puede ver a simple vista pero es conveniente que acudamos a un especialista.

El virus del VIH es el que deriva en el SIDA y es quizás la ETS más grave y más mortífera que se conoce. Si está controlada y no se desarrolla los afectados pueden vivir una vida normal dentro de lo que cabe, se transmite por vía sexual pero también por la sangre. Los efectos de este virus suelen provocar malestar general,  fiebre, diarrea o vómitos. Pero como hemos dicho, desde que se inventaron los antirretrovirales la cosa ha mejorado mucho para los infectados.

Hay muchas ETS, estas solo son algunas de las más comunes. Lo más importante es si padecemos alguna es no contagiar a otras personas y acudir cuanto antes al médico para que nos de un diagnóstico.

Foto/ Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...