Explicación científica a la resaca del domingo

A todos nos ha sucedido alguna vez. Malestar general, dolor de cabeza, náuseas, etc. Son los síntomas de la resaca del domingo. Ésta se debe fundamentalmente a la deshidratación que produce el alcohol en el cuerpo. Aunque no existen soluciones milagrosas, sí hay algunas cosas que podemos hacer para paliarla, aparte de no beber.

Todos la hemos sufrido alguna vez. Es ese conjunto de molestias que nos hacen plantearnos no volver a beber. La pena es que pronto nos arrepentimos de ese planteamiento y caemos de nuevo. Nos referimos a la resaca dominguera, que abarca una serie de síntomas, a cual más desagradable, que incluyen dolor de cabeza, náuseas, hipersensibilidad a la luz y el ruido, sed y apatía, entre otras maravillas.

La cerveza, aunque más suave, también produce resaca

La cerveza, aunque más suave, también produce resaca

Aunque se estima que, entre un veinticinco y un treinta por ciento de las personas –unos pocos privilegiados- son inmunes a la resaca, trataremos de explicar por qué se produce. El etanol o alcohol etílico provoca un aumento de la diuresis o producción de orina que, a su vez, origina deshidratación. Ésta es la causante de todos los síntomas citados y también de que los fluidos que deben llegar al cerebro sean menos abundantes. Asímismo, la metabolización del alcohol genera NADH, cuyo exceso ralentiza funciones del hígado, provocando hipoglucemia.

Igualmente, algunos de los subproductos que se añaden a las bebidas alcohólicas para mejorar su sabor potencian los síntomas de la resaca. Pero será mejor abandonar el tema de las molestias e intentar aportar soluciones.

De antemano, debemos señalar que no existen soluciones milagrosas. Pero sí algunos trucos que pueden paliar los efectos de la resaca. Por ejemplo, beber una gran cantidad de agua o una bebida rehidratante antes de dormir, puede reducir en buena medida los síntomas.

También la leche y el zumo de naranja ayudan a mitigar la resaca. Ambas bebidas contienen calcio y vitamina C, que combaten sus síntomas, siempre que se tomen poco después de la ingesta de alcohol.

Del mismo modo, el ejercicio aumenta la cantidad de oxígeno en el cuerpo y ayuda al corazón a bombear sangre, mejorando el estado general. Y, algunos alimentos, como los huevos, que contienen cisteína, ayudan a rehidratar el cuerpo, haciendo la resaca más corta.

Los causantes de la resaca

Los causantes de la resaca

Por último, hay algunos compuestos y vitaminas que también reducen los efectos del alcohol, pero éstos deben ser suministrados por un médico, pues la dosis debe ser exacta, ya que su exceso puede tener consecuencias funestas. En este sentido, la vitamina B12 es la más conocida, pero también la B6 y la B1.

Y, en último caso, podemos hacer lo que recomienda un estudio de sesudos científicos de la Universidad de Exeter: ‘Lo mejor para evitar la resaca es no beber’. Para eso –estarán de acuerdo conmigo- no les hubiera hecho falta estudiar.

Fotos: Cerveza: Jordi Coll en Wikipedia | Botellas: Or17 en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...