Volver a la Luna

Nueva misión histórica de la NASA: volver a la LUNA: Misión Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), para la exploración de la superficie del satélite de la Tierra y diseño de una base lunar de estadía permanente en la Luna.

“Hasta el infinito y más allá”
Buzz Lightyear – Toy Story

Luego de las misiones Apolo, la NASA planea volver a la Luna, el satélite de la Tierra, enigmático y misterioso. La misión Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) de la NASA tiene como objetivo la exploración del espacio, volver a la Luna, buscando zonas propicias para un aterrizaje seguro y fuentes de recursos potenciales, caracterizar cómo la radiación del medio ambiente lunar afecta a los humanos y evaluar la tecnología existente, para luego llegar finalmente a Marte. La misión LRO no concluye en el planeta rojo, sino que se propone inclusive ir más allá. Pero como primer estación, las investigaciones de esta misión no tripulada se centran en el satélite de la Tierra, del que se realizará un detallado atlas de características y recursos para diseñar un puesto de avanzada lunar.

Misión LRO
Artística de la nave espacial de la misión LRO en órbita. imagen de la NASA

Con la misión Lunar Reconnaissance Orbiter, la NASA vuelve a poner en el futuro inmediato la posibilidad de crear en la Luna una “estación de peaje”, un puente entre la Tierra y el Universo. El objetivo principal (y por eso su nombre) es estudiar en detalle al satélite para diseñar e implementar una estación espacial que permita permanecer prolongados tiempos en la Luna y a su vez desde allí seguir viaje por todo el Universo.

Si la Misión Apolo fue el hecho histórico más relevante de la historia aeroespacial del hombre, esta misión será catalogada al menos como la más relevante del siglo XXI, por el significado que tiene.


La Misión LRO es continuadora de las misiones Apollo, Ranger, Lunar Orbiter y Surveyor. El 31 de octubre de 2008 se abre el período de ventana para el lanzamiento de la misión (el período de ventana es un tiempo de escasos días, en el que las condiciones meteorológicas, de órbita de los cuerpos celestes y otras características, confluyen positivamente, y durante el cuál se realizan los lanzamientos. Pasado ese período, no se puede realizar el lanzamiento espacial y hay que esperar de uno a varios años, lo que puede significar el fracaso total de la misión).

En esa fecha será puesta en órbita la nave Atlas V 401, desde la Centro Espacial Kennedy, en Estados Unidos. El Atlas v 401 debería llegar a la Luna en aproximadamente 4 días. La misión LRO pasará al menos un año en el espacio, en la órbita polar baja alrededor de la Luna, recogiendo los datos buscados para posibilitar el regreso del hombre a la Luna para su conquista definitiva.

La continuación de este proyecto, luego del diseño e implementación de la base lunar permanente, es posibilitar el descenso del hombre en el planeta Marte. Los datos obtenidos por la misión LRO serán volcados en el Sistema de Datos Planetarios (PDS), base informativa a la que acceden las agencias espaciales de los distintos países, y su estudio y procesamiento de la información ayudará “al mundo a desarrollar una comprensión más profunda del medio ambiente lunar, allanando el camino para un retorno seguro del hombre a la Luna y la futura exploración humana de nuestro sistema solar”, dice oficialmente la NASA en un comunicado que entusiasma.

lunar-lro-nasa.jpg

La Misión LRO llevará los siguientes instrumentos: CRaTER, Diviner, LAMP, LEND, LOLA, LROC y Mini-RF.

  • Un telescopio de rayos cósmicos, CRaTER -por sus siglas en inglés-, (para medir los efectos de las radiaciones y sus posibles impactos biológicos).
  • DLR (Diviner Lunar Radiometer), instrumento de medición térmica que permitirá obtener información sobre las temperaturas de las aguas superficiales y del subsuelo (buscando potenciales depósitos de hielo), así como también identificar zonas peligrosas de alunizaje, por ser terrenos ásperos o rocosos.
  • LAMP (Lyman Alpha Mapping Project), cuyo software mapeará toda la superficie lunar, y especialmente las regiones polares, proporcionando imágenes de las zonas de la Luna que no reciben luz sola y que sólo son iluminadas por la luz de las estrellas.
  • Un detector de neutrones, Lunar Exploration Neutron Detector, LEND, que mostrará en alta resolución mapas de distribución del hidrógeno en el Satélite.
  • El Lunar Orbiter Laser Altimeter (LOLA) permitirá identificar claramente los mejores lugares para el alunizaje, generando un mapa en 3D de alta resolución de la Luna.
  • La cámara de reconocimiento de la órbita lunar (LROC), nos traerá imágenes en blanco y negro de alta resolución de la superficie lunar, e imágenes en color de la radiación ultravioleta existente. Estas imágenes proporcionarán información muy precisa sobre las condiciones de iluminación polar, identificar recursos potenciales, zonas de riesgo y zonas seguras para el alunizaje, y contribuirán específicamente en la elección del lugar de desembarco definitivo del hombre en la Luna.
  • Por último, el Mini-RF es un instrumento de tecnología avanzada (y la “estrella” de este viaje) que buscará hielo en las aguas subterráneas.

Como vemos, la misión LRO busca despejar todas las dudas para la conquista de la Luna. En la mente de los científicos (y también de los escritores, de los filósofos, y de todos aquellos que han imaginado al hombre en el espacio), la Luna siempre ha sido el portal que permitirá al hombre viajar por el espacio. Conquistar la luna, establecer allí una base permanente, significa otro “gran salto para la humanidad” en su escalada al infinito.

Con la idea de que este salto sea dado en conjunto por la mayoría de los seres humanos (o como una estrategia de marketing), la NASA impulsa la inscripción de todos aquellos que quieran llevar su nombre a la Luna. Inscribiéndonos en la web del proyecto, dejaremos grabado nuestro nombre en un chip, que viajará en la misión LRO y llegará al preciado Satélite en esta misión histórica de la NASA.

Pero hay tiempo sólo hasta el 27 de junio de 2008 para inscribirse, no muchos días, asi que deber apurarte si quieres que tu nombre llegue a la luna, clickeando donde veas el banner con la leyenda: “Send your name to the Moon”.

Si esta misión es un éxito, estaremos varios (muchos) pasos más cerca de la siempre soñada imagen del hombre viviendo en la Luna.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...