Un chico encuentra una bala de cañón británico de la guerra civil enterrada en su patio

Jack Sinclair, de tan solo 10 años de edad, desenterró en su patio trasero en Southwell (Nottinghamshire, Inglaterra) una baña de cañón que data de la guerra civil británica. Jack, aficionado a excavar, continuó con el trabajo hasta llegar a dos metros de profundidad cuando de repente, su pala chocó contra algo duro y denso que no parecía una roca.

suite de carlos i

Su madre advirtió de que podría ser una bomba aún sin explotar de la II Guerra Mundial, pero al limpiarlo, pudo comprobar que era una bala de cañón de hierro.

Su abuelo Graham Sinclair examinó esta bala de 9 libras de peso para después llevarla al museo del distrito de Sherwood en Newark, donde los expertos la examinaron y determinaron que se trataba de una bala de cañón del siglo XVII, comparándolas con otras balas de cañón de la guerra civil del museo. También afirmaron con certeza que su peso sugiere que proceda de un cañón de largo alcance de la época.

Southwell ha sido eclipsado durante años por el distrito vecino Newark, ya que la mayoría de balas fueron encontradas y expuestas en su museo porque fue una ciudad estratégica, aunque Southwell también jugó un papel importante durante la Guerra Civil en las batallas durante las batallas, la rendición y el apresamiento de Carlos I ante el ejército escocés de Newark. Pocos días después, ante las negaciones de Carlos con cumplir con las negociaciones, fue vendido por los escoceses al Parlamento por 100.000 libras esterlinas por adelantado.

Con la entrega de Carlos I, Southwell fue maltratado por las tropas de Cromwell: usaron su Palacio Arzobispal como establo, saquearon sus tumbas y destrozaron el lugar.

Según dice la leyenda, Cromwell se alojó en la suite del Pub donde durmió Carlos I la noche antes de rendirse. Dicho Pub sigue en pie a modo de hotel, Saracen Head Hotel y los visitantes pueden dormir en la suite de Carlos I, y que sigue decorada con pinturas de Elizabeth que fueron descubiertas en una reconstrucción en 1986.

Para celebrar el hallazgo, el consejo de Newark y Sherwood han hecho una subvención de 5,4 millones de dólares para crear un Centro Nacional de la Guerra civil en Newark, proyecto que está programado para abrir sus puertas en 2014. Sin embargo el niño, Jack, ha decidido no donar la bala que encontró al museo y mantenerla el mismo, haciendo posible reuniones dedicadas a la bala en su colegio Wrong Junior School.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...