Se encuentran dos tesoros en la costa del Mar Negro

Un equipo de arqueólogos ruso-ucranianos ha desenterrado dos tesoros localizados en la ciudadela de Artezian, una antigua ciudad en la península de Crimea al sureste de Ucrania.

Tesoro del Mar Negro

Un equipo de arqueólogos ruso-ucranianos ha desenterrado dos tesoros localizados en la ciudadela de Artezian, una antigua ciudad en la península de Crimea al sureste de Ucrania, en la costa del Mar Negro. El tesoro se compone de 244 monedas de cobre datadas de la segunda mitad del siglo I a.C, 10 denarios de plata perteneciente a los reinados de los emperadores romanos Augusto y Tiberio, vasos de cristal y joyas hechas de oro, plata, bronce y piedras preciosas. El descubrimiento se hizo en 2009, durante un periodo de excavaciones por la zona, pero se hará público en la revista histórica Ancient Civilizations from Scythia to Siberia este mes de enero.

Los arqueólogos y un equipo de voluntarios han estado excavando Artezian desde hace más de 20 años y los resultados todavía decepcionan. Existen evidencias de que hubo un asentamiento humano que se remonta al Neolítico, pero fue con los inicios del reino Bósforo en el siglo V a.C, cuando la ciudad se convirtió en un auténtico núcleo militar y económico. Su ubicación en el Estrecho de Kerch (conocido entonces como el Bósforo Cimerio) que conecta el Mar Negro con el Mar de Azov, y su posición elevada, rodeada por un terreno inhóspito, fueron factores que propiciaron una efectiva defensa de la ciudad.

Los tesoros se hallaron debajo de una película carbonizada, producto del incendio que arrasó casi por completo la zona en los años 44-45 d.C, durante la guerra entre el reino Bósforo y el Imperio Romano. Se tratan de artículos de una gran diversidad. Por ahora se han podido encontrar desde las piezas más valiosas de la época (como joyas y monedas), hasta los artilugios más cotidianos (herramientas domésticas), pasando por restos de armas que sirvieron para defender la ciudadela.

Los conflictos entre el Bósforo y Roma duraron muchos años, y no estuvieron exentos de intrigas políticas y reyes derrocados. Era de esperar que estas caóticas guerras propiciaran una situación de peligro incluso dentro de la gran fortaleza alzada en las colinas de Artezian.

Nikolaï Vinokurov, profesor de la Universidad Estatal Pedagógica de Moscú explicó que “la fortaleza fue sitiada. La gente rica del asentamiento junto al vecindario más humilde, había tratado de ocultarse allí de las fuerzas romanos, y enterraron sus tesoros en el interior de la ciudadela”.

A pesar de sus intentos defensivos, Vinokurov asegura que esa pobre gente estaba condenada ante el asedio romano (45 d.C), por ello se podría decir “que estos tesoros fueron sacrificios funerarios. Ya que era evidente para esas personas que iban a morir pronto“, escribió el profesor en un correo electrónico a LiveScience.

Vía: LiveScience

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...