Se encuentra una carta que describe una tregua Navideña en la Primera Guerra Mundial

Una carta, hasta ahora desconocida, describe el famoso partido de fútbol entre las tropas alemanas y británicas que se celebró en tierra de nadie en el frente occidental el día de Navidad.

Sargento Clemente Barker

Una carta, hasta ahora desconocida, describe el famoso partido de fútbol entre las tropas alemanas y británicas que se celebró en tierra de nadie en el frente occidental el día de Navidad. Fue escrita por Clement Barker de Ipswich, Suffolk, a su hermano Montague el 29 de diciembre de 1914. La carta contaba así:

Un mensajero de las líneas alemanas dijo que si nosotros no disparábamos el día de Navidad, tampoco lo harían ellos. Un alemán miró por encima de la zanja y nuestros hombres hicieron lo mismo. Luego alguno de nuestros hombres salió y enterraron a los muertos. Lo siguiente que pasó es que un balón plateado atravesó nuestras trincheras y los alemanes y los ingleses se pusieron a jugar al fútbol”.

La noche ha llegado y aún no hay disparos, y así ha permanecido hasta ahora”.

Se trata del importante testimonio de un testigo que cuenta un hecho que aún hoy sigue siendo cuestionado. Algunos historiadores han sugerido que el partido de fútbol era una idealización posterior de la Tregua de Navidad que se llevó a cabo ese día, que en realidad nunca sucedió. El testimonio de la carta del soldado muestra que el partido realmente tuvo lugar entre las trincheras cerca de Armentières (Francia), y que los alemanes ganaron 3-2.

Las treguas de Navidad, principalmente entre las tropas británicas y alemanas, se dieron espontáneamente en varios puntos a lo largo del Frente Occidental en 1914. Los comandantes de ambos bandos no estaban nada contentos, porque consideraban que era perjudicial para la moral y una violación peligrosa de sus programas de propaganda que consistían en demonizar al enemigo. Después de las treguas de Navidad, se advirtió a las tropas de que cualquier confraternización con el enemigo daría lugar a severas sanciones, llegando incluso a las ejecuciones.

La carta fue descubierta recientemente por Rodney Barker, el sobrino de Barker. La encontró cuando fue a buscar algunos de los efectos personales de su padre después de su muerte. Sin embargo, nunca conoció a su tío, que sobrevivió a la Primer Guerra Mundial.

La carta termina con una interesante posdata que describe su visión del futuro de la guerra, aunque sea tristemente inexacta:

Nuestro batallón ha vuelto a las trincheras en el Boxing Day. Hemos hablado con los alemanes y todos parecen estar muy cansados. Algunos están abandonando, así que las cosas se ven bastante optimistas”. Sin embargo, se necesitarían aún cuatro años y 16 millones de muertes antes de que la guerra llegara a su fin.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...