Se desclasifican parte de los archivos vaticanos

Desde hace no mucho tiempo, los principales gobiernos internacionales han regulado en su legislación interna la desclasificación de documentos y archivos secretos que hasta el momento estaban vetados al gran público, pero especial interés ha despertado la desclasificación de los archivos del Vaticano.

Desde hace no mucho tiempo, los principales gobiernos internacionales han regulado en su legislación interna la desclasificación de documentos y archivos secretos que hasta el momento estaban vetados al gran público.

100 Documentosdel Archivo Vaticano verán la luz en los próximos meses

Desde documentación referida a la seguridad nacional a los siempre famosos avistamientos militares de ovnis, el material secreto se desclasifica con timidez a lo largo de los años, siempre dejando como margen prudencial  de seguridad un más que evidente lapso temporal de varias décadas.

Y aún con todo, siempre existe información vetada o que simplemente jamás apareció en informe oficial alguno, ahí reside la picaresca de los gobiernos que por otra parte no es de extrañar, pues algunos documentos pueden revelar información sobre las operaciones de los servicios de inteligencia o altercados de seguridad nacional que es mejor seguir ocultando bajo el colchón.

Sin embargo, entre todos los estados, hay uno que por su antigüedad e influencia en la Historia siempre ha sido observado con ávidos ojos por historiadores e investigadores, me refiero al Estado Vaticano y su amplía biblioteca de archivos secretos (nada menos que 85 kilómetros de estantes repletos de documentos que jamás han visto la luz del sol).

Por fortuna para muchos amantes del misterio, investigadores, historiadores y millones de curiosos el Vaticano ha anunciado hace tan sólo unos días que, hasta el 9 de septiembre, expondrá nada menos que 100 documentos nunca antes vistos, que dejarán de ser secretos (al menos de forma temporal) y podrán ser contemplados en los Museos Capitolinos de Roma

Estos 100 documentos conforman un auténtico  tesoro jamás abierto al público, una auténtica joya informativa  que pese a su importancia sólo muestra una ínfima parte de los 85 kilómetros de estanterías del archivo creado en 1612 por el Papa Pablo V Borghese.

Entre los archivos y documentos, el visitante podrá tener en sus manos información sin precedentes sobre el proceso contra Galileo Galilei, en el que la Iglesia le obligó a abjurar de unas creencias certeras que amenazaron con desestabilizar las concepciones religiosas de la época,  o el proceso contra el Temple, en el que pueden leerse todas y cada una de las confesiones de sus miembros arrancadas bajo tortura.

Desde  hace nada menos que 20 siglos no ha habido asunto del cielo o de la tierra en el que el máximo Pontífice de la cristiandad no haya estado involucrado, por lo que la importancia informativa de la extensa biblioteca vaticana es vital para conformar el saber internacional (o al menos el occidental).

Aunque hasta el momento tan solo se pueden consultar los documentos del archivo comprendidos hasta la muerte de Pío XI, en 1939, muchos esperan que algún día algún futuro pontífice tenga las agallas y buen juicio de abrir por entero las puertas del Gran Archivo.

Imagen: gerag11 en Arte y Fotografía

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...