Redescubriendo Antikythera

El naufragio romano localizado en las costas de la isla griega de Antikythera, famoso por ser la fuente del dispositivo de engranajes de bronce de increíble complejidad conocido como el mecanismo de Antikythera.

mecanismo antikythera

El naufragio romano localizado en las costas de la isla griega de Antikythera, famoso por ser la fuente del dispositivo de engranajes de bronce de increíble complejidad conocido como el mecanismo de Antikythera, no había sido objeto de estudio desde que el explorador y oficial naval Jacques Cousteau (Francia 1910-1997) dirigió una expedición a los restos del naufragio en 1976.

El pecio fue descubierto en 1900 por unos pescadores de esponjas ataviados con esos viejos trajes de buceo de cascos metálicos que sólo les permitía caminar 200 metros por la empinada ladera del mar Egeo, lugar donde las piezas del naufragio estaban apiladas en el suelo. Durante los dos años siguientes, los buzos recuperaron esculturas de bronce y mármol, y un artefacto muy pesado con incrustaciones de bronce, y de uso incierto que tardaría décadas en ser reconocido como una calculadora astronómica, y que es de hecho la computadora analógica más antigua del mundo.

Aunque el derrelicto fue investigado a fondo en busca de más tesoros arqueológicos, por esa época los buzos no tenían la tecnología suficiente como para inspeccionar correctamente el sitio. Esto hizo complicado datar el naufragio, ya que los artículos encontrados habían sido elaborados en épocas distintas de la historia griega. Lo que les llevó a la conclusión de que seguramente el pecio se trataba de una antigua embarcación romana que transportaba un botín de fortunas griegas, probablemente a raíz de una victoria militar.

En octubre de 2012, el arqueólogo Brendan P. Foley, de la Institución Oceanográfica Woods Hole reunió a un pequeño equipo que contaba con la tecnología especializada para realizar largos buceos a profundidades de hasta más de 70 metros, y volvieron a Antikythera. Los investigadores estudiaron los registros de expedición de Cousteau como punto de partida, aunque no fuera una información del todo fiable.

La investigación del explorador francés en la isla griega, duró sólo dos días y nunca se supo con certeza si estaban explorando el lugar original donde aconteció el naufragio. La localización del navío podría haber cambiado después de milenios bajo el mar. De hecho, los pescadores de esponjas contaban historias de estatuas colosales rodando por la ladera para después de desaparecer entre profundidades inalcanzables.

Sin embargo, tras los estudios realizados en octubre por el equipo de buceo técnico, se pudo determinar el punto exacto donde se produjo el hundimiento.

Foley comunicó que se habían encontrado artículos intactos del naufragio sobre un área enorme, de unos 60 metros de largo, y a unas profundidades comprendidas entre 35 a 60 metros. “Una extensión muy grande para un antiguo naufragio, lo que sugiere la posibilidad de que fuera un barco gigantesco o de que se tratara de más de un navío hundido” comentó el arqueólogo Foley.

En los escombros se encontraron varios artilugios de interés arqueológico. Un ánfora (antiguo recipiente cerámico con dos asas y un largo cuello estrecho), diversos mecanismos metálicos muy parecidos a los que se encontraron la primera vez que el naufragio fue explorado, y también se ha descubierto un ancla de plomo que según se ha podido comprobar se colocó en la cubierta cuando el barco se hundió.

La posición en la que se disponían los artefactos en el área, sugieren que el barco naufragó repentinamente, al toparse con una fuerte tormenta que le estrelló directamente contra un acantilado submarino.

Después de esas tres semanas de expedición llevadas a cabo en octubre, se prolongará la investigación durante dos años más para determinar finalmente los interrogantes se plantean acerca de este misterioso naufragio, y la próxima vez que vuelvan a la isal, el equipo de buceo llevará consigo unos detectores de metales que les permitirá buscar artefactos que no son visibles bajo la arena.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...