¿Quiénes han ganado los Oscar 2016?

Los Oscar 2016 se desarrollaron con gran ritmo y el reparto de premios se ha dosificado entre muchas películas.


Un nombre y un apellido: Leonardo DiCaprio. Al final ha ganado. Parecía que había algún tipo de mano negra intentando que la estrella, ya con 42 años a sus espaldas, no consiguiera el Oscar. Pero en esta ocasión DiCaprio por fin lo ha conseguido. Con su victoria se da final a una de las colecciones de memes más divertidas que se han llegado a ver en la red. El actor ya ha conseguido su propósito gracias al gran papel que ha realizado en la película El renacido.

Los premios principales

Pero hay que decir que esta ceremonia de los Oscar ha sido una llena de sorpresas y en la cual los premios han estado repartidos de una manera excelente. No ha ocurrido el tópico de los últimos años en los que una sola película cargaba con todos los premios importantes e incluso con algunos de los secundarios. Y esa es una muy buena noticia por diversos motivos. El primero es que el mundo del cine nos demuestra que no solo merece la pena seguirlo por una película al año. El segundo es que la ilusión y la emoción de los Oscar se reparte entre muchas más personas, algo que a los fans del séptimo arte les encanta ver que ocurra. Y por otro lado, no os vamos a decir lo contrario, hasta nos gusta que Alejandro González Iñárritu no se haya llevado el saco de premios, porque dicen por ahí que su ego no es precisamente pequeño.

El premio que sí se ha llevado Iñárritu es el de mejor director y lo consigue dos años seguidos, lo que le coloca en una posición excelente en cuanto a cotización en Hollywood. Salvo que comience a rodar películas palomiteras es muy posible que siga cosechando premios. Derrotó a George Miller, que era el favorito para muchos de los expertos a la vista del gran trabajo realizado con Mad Max: Furia en la carretera.

Como ya hemos dicho, Dicaprio ganó el premio a mejor actor y dejó sin oportunidad a nominados que también habían hecho muchos méritos. Michael Fassbender es un gran actor, pero no merecía el Oscar por su interpretación de Jobs, mientras que Eddie Redmayne no puede superarse en cuanto al trabajo que realizó en la anterior entrega de los Oscar. La apuesta de Matt Damon era segura, puesto que el actor hizo un papel de primera categoría en Marte.

La categoría de mejor actriz femenina parece que tenía un poco menos de emoción y tensión. Nos da la sensación de que a muchos miembros de la academia les daba igual quien ganara, porque no había ese morbo de la categoría masculina. Al final se llevó el premio Brie Larson, pero Saoirse Ronan también había hecho un muy buen trabajo. Otras nominadas hicieron menos méritos para acabar en la lista, pero su popularidad actual las convertía en claras candidatas.

El premio a mejor actor secundario nos sorprendió que no se lo llevara Sylvester Stallone. El mundo del cine se había puesto de acuerdo de forma no oficial para que fuera el veterano actor de acción quien saliera con el reconocimiento de la ceremonia. Pero el jurado es el jurado y ellos no estuvieron por la labor de premiar a Stallone, que décadas atrás también estuvo nominado por su papel de Rocky. La decepción por volver a perder con el que ha sido su personaje más entrañable suponemos que fue enorme, aunque Stallone recibió mensajes de apoyo muy sinceros por Twitter, como el de su amigo Arnold Schwarzenegger. En su lugar el Oscar se lo llevó Mark Rylance.

El renacido (The revenant)

La categoría de mejor actriz secundaria ha acabado convirtiendo en ganadora a Alicia Vikander, que competía con Jennifer Jason Leigh o Kate Winslet, entre otras importantes candidatas. Las papeletas estaban depositadas en Rooney Mara, pero el trabajo realizado por Vikander en La chica danesa logró superar las expectativas de muchos de los especialistas en cine.

Y para acabar con los premios principales no nos olvidemos del más importante: el de mejor película. No fue para El renacido, sino que se lo llevó Spotlight. Una sorpresa destacada en la cual suponemos que influyó el tema que se retrata en el film, el cual necesitaba que se le diera un empujón por su relevancia social. No obstante, la gran mayoría de las nominadas se podrían haber ido con el premio y nadie habría hecho queja alguna. Quizá había cierto morbo por ver si Mad Max podía resurgir de sus cenizas como saga y comenzar la nueva etapa triunfando con este premio, pero no lo logró.

Otros premios dignos de mención

Toda la parte técnica, o casi toda, se la metió en el bolsillo Max Max: Furia en la carretera. La película de George Miller es simplemente brillante en su apartado técnico y era lógico que se marchara a casa con una bolsa llena de premios Oscar. En el apartado de película de animación tampoco hubo sorpresas, porque todas las apuestas estaban depositadas sobre Del revés, lo último de Pixar. Aún así, hubo cierto malestar entre algunos amantes de este tipo de cine debido a la inexplicable ausencia en los premios de Carlitos y Snoopy: La pelicula de Peanuts, que sin duda habría merecido estar entre las finalistas.

Otro premio que dio de que hablar fue el de mejor banda sonora original, puesto que había un gran debate sobre si debería haber sido para Ennio Morricone o John Williams. Al final el premio se lo llevó Morricone, que ha firmado una colaboración épica con Quentin Tarantino y que se trata de un buen homenaje a su carrera en un momento muy avanzado de su larga trayectoria.

También hubo un premio de efectos especiales para la película de ciencia ficción Ex Machina, lo que fue una grata sorpresa para los asistentes a la hora de aportar esa diversidad de la que os hemos hablado al inicio del artículo. Y con eso, con mucha carga de campaña por la igualdad entre los actores negros y con algunas apariciones cómicas que pasarán a la historia de la ceremonia (nadie esperaba que Ali G «renaciera» con la intención de hacer una breve aparición sobre el escenario), se desarrolló una edición en la que Chris Rock, como presentador, cumplió todos los pronósticos.

Ceremonia de los Oscar

Los Oscar de este año 2016 han dejado sensaciones muy agradables. Primero, porque ver que DiCaprio finalmente ha conseguido su premio. Segundo, porque la gala fue amena, divertida y con una dosis justa de campaña pro causa. Tercero, porque las películas estuvieron muy bien repartidas. Hubo algunas decepciones, como que Stallone acabara sin premio o que George Miller no viera reconocido su excelente trabajo al frente de Mad Max. Pero en comparación a muchas de las anteriores ediciones de los Oscar se puede decir que ha sido una de las mejores entregas.

Un año más ha vuelto a marcar tendencias en las redes sociales, donde Leonardo DiCaprio ha sido el auténtico protagonista. Las actuaciones musicales también brillaron e incluso hubo momento para que, quién sabe, DiCaprio y Lady Gaga cruzaran miradas. La diva del pop quizá no sorprendió en su actuación, pero logró provocar lágrimas en algunos de los asistentes. En definitiva, una ceremonia para recordar y que ayudará a marcar tendencias en próximas ediciones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...