¿Quién ocupará el trono de Japón tras la abdicación del emperador Akihito?

El emperador Akihito de Japón ha anunciado que abdicará y dejará que su puesto lo ocupe su hijo.

Sucesor del emperador Akihito

Hasta ahora no ha ocurrido en toda la historia de Japón. Pero el país del sol naciente es un lugar que evoluciona de forma constante y que sigue sorprendiendo tanto como en el pasado. Hablamos de la anunciada abdicación del emperador Akihito, que parece encontrarse en un estado de salud más grave de lo que se podría imaginar. Él mismo ha comunicado que abandonará el trono y que se lo cederá a su hijo Naruhito, aunque no se ha proporcionado un calendario específico para ello.

El país se va preparando para el que será uno de los momentos más importantes en la historia del Japón reciente. Akihito ha sido un emperador que ha hecho historia porque ha conseguido unir al pueblo nipón de una manera saludable, en paz, con posibilidades para disfrutar de la vida en la mejor de las condiciones. Gracias a su gestión los ciudadanos japoneses han podido disfrutar de una generación de paz en la cual solo se han tenido que preocupar de sus propias vidas. Y eso es algo muy valioso para cualquier tipo de sociedad.

Antes de comunicarse la noticia a la prensa, el emperador Akihito lo consultó tanto con su esposa como con su hijo, que en estos momentos tiene 56 años. Ambos le dieron su visto bueno al emperador para que, en el momento oportuno, pueda ceder su puesto a su descendiente.

En estos momentos Akihito tiene 82 años y aunque su estado de salud se ha visto resentido en tiempos recientes, mantiene esa solidez que da tanta seguridad al pueblo japonés. Está previsto que dentro de poco el emperador haga una aparición público que utilizará para comunicarle a los ciudadanos sus planes para ceder la gestión del país a su descendiente. Trabajará para que la sucesión se realice en los mejores términos y que así Japón no sufra ningún tipo de obstáculo debido al cambio de emperador.

Akihito entró a ocupar el puesto de emperador en 1989 tras el fallecimiento de su progenitor, Hirohito. Siempre ha sido muy popular y ha realizado una gestión de su nación en buenos términos, aunque en los últimos años ha tenido problemas de salud constantes. Sufrió cáncer de próstata, osteoporosis, pasó por una operación de bypass y también ha contraído influenza. Eso no le ha impedido seguir extendiendo la idea de que hay que evitar las guerras, que hay que buscar la paz y que Japón tiene que ser consciente de la memoria histórica.

Foto: geralt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...