¿Quién ha sido la persona más vieja del mundo?

Carmelo Flores Laura era la persona más vieja del mundo, pero nunca llegó a estar registrada en el libro Guinness de los Récords.

Un boliviano vivió más que nadie

En determinados países suele ser complicado llevar a cabo un registro de personas que han vivido durante muchos años y que pueden estar cerca de entrar en el libro Guinness de los récords debido a ello. Esta es la historia de Carmelo Flores Laura, que desgraciadamente se podría haber transformado en el auténtico hombre más viejo del mundo en la historia de la humanidad (al menos hasta donde llegan los registros).

La mala noticia es que el gobierno de Bolivia, su país de nacimiento y residencia, no llegó a terminar los trámites que eran necesarios para que Carmelo fuera registrado en el Libro Guinness. Esto le ha dejado fuera de haber podido ser, sin lugar a dudas, el hombre que más ha vivido en la historia de la humanidad. Ha fallecido a los 123 años de edad víctima de la diabetes.

En el titular nos referimos a Carmelo como «persona» y no como «hombre», debido a que su logro le habría convertido en la persona más anciana de la historia de la humanidad. Normalmente los registros de mayor longevidad los tienen mujeres. La mujer que más ha vivido lo hizo hasta los 122 años, habiendo sido la francesa Jeanne Calment, fallecida en 1997. El hombre más anciano registrado vivió hasta los 116 años, el japonés Jiroemon Kimura.

Hubiera sido un importante giro en los acontecimientos. Del top 10 de las personas que más han vivido solo el décimo puesto está ocupado por el mencionado Jiroemon, por lo que las otras nueve plazas son de mujeres. Si un hombre se hubiera colocado en la primera posición se habrían derribado muchos de los muros y creencias que existen en la actualidad sobre la longevidad de las personas. Al final no ha podido ser.

¿Pero quién era Carmelo? Este boliviano vivía a 4000 metros por encima del nivel del mar. Su dieta era muy estricta en cuanto a los alimentos que podía conseguir en su zona de residencia y en las instalaciones de su familia. Comía cebada, habas y patata. El agua venía directamente de una montaña nevada cercana a donde tenía su hogar.

Nació el día 16 de julio del muy lejano año 1891. Combatía la diabetes que sufría gracias a un remedio natural que procedía de una víboras que habían introducido en una botella llena de alcohol. Se desconoce las particularidades del remedio y tampoco está indicado, al menos de forma pública, desde cuándo sufría esta enfermedad. Solo pasó en cama sin poder moverse su última semana de vida.

Vía: El Mundo

Foto: Pedro Szekely

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...