¿Quién fue Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’? Vida del actor del Chavo del 8

El actor mexicano falleció a los 85 años de edad a causa de complicaciones respiratorias. Alcanzó la fama con el Chavo del Ocho y el Chapulín Colorado.

El actor mexicano Roberto Gómez Bolaños, conocido como ‘Chespirito’, falleció el viernes 28 de noviembre de 2014 en su casa de Cancún (México) a los 85 años de edad debido a complicaciones respiratorias. Estos problemas de salud le provocaron mantenerse al margen de la vida pública durante los últimos años. El funeral del actor que dio vida al Chavo del 8 y a Chapullín Colorado se celebró en el estadio Azteca de México el domingo 30 de noviembre de 2014 ante 20.000 admiradores mexicanos que acudieron al estadio más grande ubicado en la capital para dar el último adiós a Roberto Gómez Bolaños.

El féretro, con el cuerpo presente del actor mexicano, fue recibido en el estadio Azteca entre aplausos, flores y gritos de los allí presentes. Una muestra más del cariño por parte de la población mexicana hacia el actor Roberto Gómez Bolaños. Además, algunas familias mexicanas acudieron al funeral vestidas al completo por los personajes que lo hicieron famoso. Unas horas más tarde, en el mismo escenario, se celebró una misa en su honor donde acudieron 3.000 personas, así como el Club América, el preferido por el actor mexicano.

Roberto Gómez Bolaños, hijo de Elsa Bolaños-Cacho (secretaria) y Francisco Gómez Linares (pintor y dibujante), nació en México el 21 de febrero de 1929 y será recordado por dar vida al personaje de Chapullín Colorado y al Chavo del Ocho. Pese a que estudió ingeniería mecánica en la Universidad Nacional Autónoma de México nunca se graduó. Más tarde continuó su formación académica como creativo publicitario y estuvo muy unido a la radio y a la televisión. Además en el año 1950 se convirtió en uno de los guionistas más populares de México. Roberto Gómez Bolaños redactó varios guiones para el dúo Viruta y Capulina y en 1960 se inició como actor en ‘Dos Criados Malcriados’.

No obstante, siguió escribiendo guiones para los programas de mayor audiencia en la televisión mexicana, tanto para ‘Cómicos y canciones’ como para ‘El estudio de Pedro Vargas’. Aunque su verdadero nombre era Roberto todos le conocían como Chespirito. El origen del este apodo se debe a la pronunciación en español realizada por el cinematográfico Agustín P. Delgado de Williams Shakespeare. Para el director de cine mexicano, Roberto Gómez era como Shakespeare: tenía la misma estatura y era un hombre con un gran talento para redactar historias.

En el año 1968, ‘Chespirito’ creó el programa televisivo ‘Los Supergenios de la mesa cuadrada’, un espacio semanal de media hora de duración emitido en la Televisión Independiente de México. ‘Los Supergenios de la mesa cuadrada’ era una tertulia donde Roberto Gómez compartía mesa con María Antonieta de las Nieves, Rubén Aguirre y Ramón Valdés y donde los tertulianos contestaban a las preguntas de los espectadores de la forma más absurda y humorística posible.

A los dos años, en 1970, el programa televisivo aumentó su horario a una hora de duración y fue a partir de este momento cuando nació el apodo de Chespirito. Además, comenzó a dar vida al personaje ‘Chapulín Colorado’. Tan sólo un año después creó ‘El Chavo del Ocho’. Los dos programas tenían media hora de duración y se convirtieron en los más populares de México.

Roberto Gómez dio vida al personaje El Chapullín Colorado, una especie de superhéroe mexicano que tenía un gran corazón pero que siempre atrapaba a las personas inocentes y dejaba escapar a los ladrones. Eso sí, al final de cada programa Chapullín conseguía capturar al malo. La trama era siempre la misma: escapar, salvar el día y dejar al público fascinado con mucha dosis de humor.

Mientras que el Chavo del Ocho era un niño huérfano que vivía en un barril en una ciudad de México y por cumplir su único sueño, comer una torta de jamón, es decir, un bocadillo, era capaz de robar. El pequeño Chavo, de ocho años de edad, sufría todo tipo de humillaciones ya que era un chico inocente. No obstante, también era un niño entusiasta, creativo y buena persona.

Por otra parte, también hay que recordar sus papeles como Chómpiras, un ladrón honrado; el ladrón Chapatín en ‘Los Supergenios de la mesa cuadrada’ y Chaparrón Bonaparte, el vecino más loco de una comunidad mexicana.

Todos los programas de Roberto Gómez Bolaños se transmitieron en la Televisión Independiente de México durante varios años y en América Latina por el canal de las estrellas de Televisa. El amor por el actor mexicano cruzó fronteras y tanto salvadoreños, chilenos, brasileños como peruanos lo amaban.

Roberto Gómez Bolaños estuvo casado en dos ocasiones. Su primera esposa fue Graciela Fernández, madre de sus seis hijos, estuvo 23 años y falleció en agosto de 2013. Florinda Meza fue su segunda esposa y compañera inseparable durante décadas. Además Florinda Mesa interpretó a Doña Florinda en el Chavo del Ocho, tras una larga relación amorosa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...