¿Quién fue Penny Marshall?

Penny Marshall destacó tanto en su carrera como actriz como en la que realizó dirigiendo películas.

Penny Marshall

Ha fallecido una cara muy reconocible del séptimo arte, una mujer que siempre estuvo al pie del cañón y que logró grandes metas en el cine. Hablamos de Penny Marshall, que comenzó su carrera como actriz obteniendo una enorme popularidad y que después pasaría a ponerse detrás de la cámara para dirigir algunas películas que incluso con el paso de las décadas se siguen recordando como grandes clásicos imprescindibles.

Aunque su debut como actriz se dio en los años 50 en un episodio del Show de Jackie Gleason, en realidad el momento en el que obtuvo fama de forma notable fue cuando comenzó a interpretar el personaje de Laverne DeFazio. Comenzó a interpretarlo por primera vez en un episodio de la serie Días felices en el que tuvo una cita con el Fonz, el icono de la época. Eso ocurrió en 1975. Un año después estrenaba su propia serie: Laverne y Shirley, que se emitió entre los años 1976 y 1983. La popularidad de la serie fue tal que incluso se creó una versión animada que contaba con la propia voz de la actriz dando vida a su personaje. A lo largo de los años su personaje también apareció en otras series como forma de apoyar sus estrenos, dado que todas compartían un mismo universo. Así, se la pudo ver en Mork y Mindy (la serie de Robin Williams) y en Blansky’s Beauties.

Con los años su carrera como actriz continuó con otros trabajos de éxito. En los 90 apareció en la película que recuperaba a La extraña pareja, serie en la que apareció en los 70, antes de su salto al estrellato con Laverne y Shirley.

También tuvo apariciones en distintas series con cameos en los que se interpretaba así misma y en 2013 se quitó las ganas de volver a la televisión poniendo voz en 13 episodios de la serie de animación Murder Police. Su último trabajo como actriz se produjo en 2016 con un cameo en la nueva versión de La extraña pareja, serie que protagonizaron Matthew Perry y Thomas Lennon. Como decíamos, su carrera tuvo un momento en el que despuntó hacia la dirección.

La actriz Penny Marshall

Comenzó dirigiendo algunos episodios de Laverne y Shirley que le ayudaron a probar su talento en este campo. En 1986 dirigió Jumpin’ Jack Flash, en la que trabajó con Whoopi Goldberg, en la que hay que reconocer que no es la mejor película de la veterana actriz. Su momento de gloria llegaría muy poco después, en 1988, año en el cual dirigió Big, el éxito de la comedia familiar con Tom Hanks como protagonista. Posteriormente dirigió Ellas dan el golpe, la estupenda y muy divertida Un poeta entre reclutas y Los chicos de mi vida. En tiempos recientes había trabajado en una extraña colaboración con el polémico jugador de baloncesto Dennis Rodman para rodar un documental sobre su vida que se estrenará en el próximo año 2019.

Marshall ha fallecido por complicaciones derivadas de la diabetes rodeada de su familia. Aunque su nombre real no era Penny, sino Carole, sí que mantenía su apellido, por el cual también se conocía a su hermano, el director Garry Marshall, otro grande del cine (el artífice de Pretty Woman, entre muchos otros clásicos). La vida de Marshall, que creció en el Bronx, no fue de color de rosa, pero siempre encontró la forma de ponerle humor a todo. Ella misma reconocía que tienes que ponerle humor a la vida o te acabarás suicidando antes o después.

Estuvo casada en dos ocasiones. Primero entre 1963 y 1966 con Michael Henry y después entre 1971 y 1981 con el director Rob Reiner, con quien compartió calle en su infancia. Tuvo una hija con Henry llamada Tracy que se cambió al apellido de Reiner y que también tuvo algunos papeles en el cine. Ahora su familia, incluyendo sus nietas y todas las personas que llegaron a conocerla. No se puede decir que el mundo del cine no se quede huérfano, en especial en lo relacionado con la comedia. Sus familiares declaran que esperan que la vida y el recuerdo de Marshall siga inspirando a que otras personas vivan como ella, pasando tiempo con su familia, trabajando muy duro e intentando que sus sueños se hagan realidad sea como sea.

Posiblemente esta será una de las ovaciones más sonadas de la próxima ceremonia de los Oscar en el apartado en el que se recuerda a las personas que han fallecido a lo largo del año. Al fin y al cabo, el trabajo de Penny Marshall, tanto cuando actuaba como actriz y triunfaba en la pequeña pantalla, como cuando se convirtió en una de las mejores directoras de Hollywood, es difícil de olvidar. Para el recuerdo queda ese talento innato que tenía para la comedia y esa flexibilidad interpretativa que supo trasladar de estar delante a detrás de la cámara de una manera fantástica e insuperable.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...